Monterrey, México.- Una propuesta creada por un equipo multidisciplinario integrado por siete EXATEC y dos alumnos de diversas carreras del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara, fue designada Mejor Proyecto en la categoría de Emprendimiento del International Genetically Engineered Machine competition (iGEM), el concurso de biología sintética más importante del mundo.

El proyecto emprendedor de base tecnológica plantea la producción a partir de desechos orgánicos de un elemento útil para las industrias alimenticia y farmacéutica, y obtuvo la medalla de oro en la categoría de Emprendimiento por su plan de negocios y por el diseño de los microorganismos.

El equipo generó una idea de negocio basada en la creación de un proceso innovador para producir un material llamado quitosano, lo que implicó además trabajo técnico para diseñar los microorganismos necesarios.

Una de las innovaciones es la obtención de un producto biodegradable y no tóxico a partir de desechos orgánicos de camarón y el uso de un proceso ecológico, de bajo costo y basado en el empleo de biotecnología.

BioPhrame Technologies es la empresa que creó el equipo. Sus méritos estriban en proveer herramientas innovadoras de nuevos productos biotecnológicos y una solución para el aprovechamiento de desechos. Además, no hay empresas en México que produzcan el quitosano y se tiene que importar. Su proyecto podría satisfacer el mercado nacional.

Es la segunda ocasión en la historia del concurso iGEM que un equipo Latinoamericano obtiene un reconocimiento y el premio, que ahora obtuvieron los alumnos del Tec de Monterrey en dos categorías: Best Entrepreneurship Proyect y Best Presentation.

Aplicación en la industria

Para su participación en iGEM el equipo recibió asesoría de la División de Emprendimiento e Innovación del Campus Guadalajara a fin de fortalecer el proyecto en cuanto a estudios de mercado y plan financiero.

"El campo de aplicación de la biología sintética es muy amplio y el quitosano es una buena oportunidad de negocio", explicó María José Rivas, directora de la carrera de Ingeniero en Biotecnología (IBT) de Campus Guadalajara y profesora asesora del proyecto.

"El quitosano es un material usado en la industria farmacéutica, de alimentos, negocios ambientales o como conservador para frutos y verduras”, explicó la académica.

Previo al certamen los hoy ganadores recibieron un kit de piezas biológicas y cada uno trabajó en sus propias instalaciones para generar diseños que operan en células vivas. Los EXATEC adaptaron lo incluido en el kit en el proceso de obtención del quitosano.

Al presentar su plan de negocio en iGEM la intención del equipo de Campus Guadalajara fue consolidar su idea para después establecer su empresa de base tecnológica en la ciudad. Luego de un periodo de prueba, los creadores del proyecto analizarán la posibilidad de incluso exportar el producto.

Los participantes del proyecto son: Lizeth Sánchez López, Rodolfo Váldes Olivares, Daniel Flores Orozco y Ana Sofía Arreola Hernández egresados y alumna, respectivamente, de la carrera de Ingeniero en Biotecnología (IBT); Carolina Salazar e Itzel Milanés, Licenciadas en Administración y Estrategia de Negocios (LAE); Lizette Reyes Ingeniera Biomédica (IMD); Sergio Núñez Licenciado en Animación y Arte Digital (LAD) y Jorge Armando Parra alumno de Licenciado en Mercadotecnia (LEM).

iGEM se realizó en Boston, Estados Unidos, del 30 de octubre al 3 de noviembre pasado y se designaron ganadores por categoría. Estuvieron presentes más de 260 equipos de todo el mundo; 14 de Latinoamérica, entre ellos, cinco de México. Esta es la primera vez que participa el Campus Guadalajara para presentar un proyecto en este foro

La competencia se originó en principio en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Con el paso de los años, iGEM se convirtió en una organización no gubernamental (ONG) y el concurso es reconocido a nivel mundial.

Fuente: ITESM