Pernambuco, Brasil.- Companhia de Desenvolvimento dos Vales do São Francisco e do Parnaíba (Codevasf)  realizó durante la segunda semana de enero su primera cosecha de camarón. Realizado por medio del Centro Integrado de Recursos Pesqueiros e Aquicultura de Bebedouro, el proceso de cultivo es una apuesta de la empresa para la promoción de la inclusión económica y social en Semiárido.

“Se trata de una alternativa de generación de empleo y generación de ingresos. Además de ser económicamente atractivo, el proceso de cultivo es muy interesante desde el punto de vista social. Se ha conseguido consolidar una nueva alternativa económica, vamos a mejorar la condición de vida de la población de Semiárido” declaró Rozzanno Figueiredo, jefe de la unidad de Centro Integrado de Recursos Pesqueiros em Petrolina.

Durante el proceso de cosecha, cerca de 100 kilogramos de camarón fueron recogidos de un estanque de 300 m2. Actualmente el kilogramo de camarón cuesta cerca de R$ 40 (US$15.55) en la región.

“Son casi 300 gramos de camarón por metro cuadrado de estanques, con un tiempo de cultivo razonable y con un buen peso para el mercado. Una hectárea de camarón bien producido se puede obtener 25 000 kg, con una facturación promedio de R$300 000 (US$116 604), generando una renta de 50% para el productor. Es una renta superior a cualquier otra actividad agropecuaria” destacó el piscicultor Adelmo Santos, que acompaña el proceso desde sus inicios.

La especie seleccionada fue el camarón blanco Litopenaeus vannamei, elegida por su capacidad de adaptación al agua dulce. Transportados de los estados de Rio Grande do Norte y de Ceará, los camarones pasaron por un proceso gradual de aclimatación en el cual la salinidad del agua fue reducida hasta llegar a cero.

Los estudios de producción de camarón en el valle de São Francisco tuvieron su inicio en el 2012 y las primeras pruebas de aclimatación se dieron en el 2013.