Valparaíso, Chile.- La langosta de la isla del Pacífico se ha unido a un selecto grupo de 248 pesquerías certificadas de todo el mundo que están ayudando a garantizar ecosistemas marinos saludables para el futuro y que portan la ecoetiqueta azul del MSC, que demuestra que proviene de una fuente ambientalmente sostenible y bien manejada.

La pesquería se compone de las islas de Robinson Crusoe, Santa Clara y Alejandro Selkirk en el archipiélago de Juan Fernández y las islas Desventuradas al norte. Los desembarques totales en los últimos años han sido de aproximadamente 100 t. Actualmente, China y Francia son los principales mercados comerciales para estas capturas.

La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura financió la evaluación a través del Fondo de Administración Pesquera (FAP) y la gestión del proyecto se llevó a cabo por la Universidad de Concepción. Según explicó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, "la iniciativa fue desarrollada para apoyar a la comunidad pesquera artesanal de Juan Fernández, ayudando a los pescadores diferenciar su producto en los mercados internacionales".

La autoridad sectorial afirmó además que "este logro se alinea con la política pesquera mandatada por la presidenta Michelle Bachelet. Ya no podemos basar nuestro desarrollo de las pesquerías en el aumento de las capturas; lo que Chile necesita ahora son pesquerías sostenibles que agreguen valor a nuestros productos pesqueros. La pesquería de langosta de Juan Fernández es un buen ejemplo de ello y su certificación es un orgullo para Chile."

El éxito de la gestión de la pesquería en los últimos años se basa en cinco medidas principales que se aplican con la plena cooperación de todos los isleños: los pescadores artesanales que son residentes de la isla son los únicos autorizados para pescar langosta en la zona; el uso de embarcaciones relativamente pequeñas que sólo pueden calar unas pocas trampas por día; derechos de propiedad informales sobre los sitios de pesca individuales; una talla mínima de desembarque conservador (115 mm de longitud de caparazón); y una veda de cuatro meses y medio.

Pablo Manríquez y Julio Chamorro, representantes de la isla, afirmaron que la pesquería de langosta es la actividad productiva más importante de la comunidad "Fernandeziana". "Creemos que la certificación MSC representa el estándar más exigente de todo el mundo y su obtención es el reconocimiento de nuestras prácticas sostenibles de pesca a lo largo de los últimos 120 años, lo que pone de relieve los elementos de gestión tradicional, la utilización de artes de pesca pasivos medioambientalmente amistosos y esfuerzos de colaboración para recopilar datos pesqueros claves. Agradecemos la ayuda del Gobierno de Chile en obtener esta importante certificación."

Acerca de la evaluación y la certificación

Intertek Fisheries Certification (IFC), un certificador independiente acreditado, evaluó esta pesquería bajo el estándar del MSC. Durante la evaluación se revisaron en detalle los tres principios del estándar de pesquería del MSC: el estado de las poblaciones de peces, el impacto de la pesquería sobre el ecosistema marino y el sistema de gestión que supervisa la pesquería.

Más información sobre la pesquería de langosta de Juan Fernández (Jasus frontalis) y el Informe de Certificación Público completo, detallando puntajes de aprobación de la pesquería bajo el estándar del MSC se puede encontrar en el sitio web de MSC en www.msc.org/track-a-fishery/certified.

Sobre Marine Stewardship Council (MSC)
Marine Stewardship Council (MSC es una organización internacional sin fines de lucro establecida para ayudar a transformar el mercado de productos pesqueros hacia bases sostenibles. MSC lleva a cabo el único programa de certificación y eco-etiquetado para pesquerías de captura en estado silvestre concordante con el Código ISEAL de Buenas Prácticas para el Establecimiento de Parámetros Sociales y Ambientales, y las directrices de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para el eco-etiquetado de pescado y productos marinos de pesquerías de captura marina.

Estas directrices están basadas en el Código de Conducta para la Pesca Responsable de FAO y requieren una certificación de pesquería creíble y un esquema de eco-etiquetado que incluya:

- Evaluación de pesquería objetiva y de tercera parte, utilizando evidencia científica;
- Procesos transparentes con procedimientos incorporados de consulta a partes interesadas y procedimiento de objeción;
- Estándares basados en la sostenibilidad de las especies objetivo, ecosistemas y prácticas de administración. 
                                                
MSC tiene oficinas regionales y de área en Londres, Seattle, Tokio, Sídney, La Haya, Beijing, Berlín, Ciudad del Cabo, Copenhague, Halifax, Paris, Madrid, Estocolmo, Santiago de Chile, Moscú, Salvador, Singapur y Reikiavik.
En total, más de 340 pesquerías están involucradas en el programa MSC con 248 certificadas y 97 en proceso de evaluación completa. En conjunto, las pesquerías ya certificadas o en evaluación completa registran capturas anuales cercanas a diez millones de toneladas métricas de pescados y mariscos. Esto representa más del once por ciento de las capturas mundiales anuales de pesquerías de captura silvestre. Las pesquerías actualmente certificadas registran más de siete millones de toneladas métricas de pescados y mariscos al año - cerca de ocho por ciento de las capturas totales de la pesca de captura silvestre. A nivel mundial, más de 25,000 productos de pescados y mariscos, cuya determinación de origen puede ser trazada hasta la pesquería sustentable certificada, llevan la eco-etiqueta azul de MSC.