EEUU.- El sábado 13 de junio, un biólogo marino y un tecnólogo de medios de la UNH Cooperative Extensión viajaron a Ho Chi Minh City (Vietnam) con la misión de equipar a los camaroneros con herramientas educativas que ellos necesitan para combatir un virus mortal, que viene afectando a la industria del cultivo de camarón.

 

Cuando los científicos retornen, tendrán algunas semanas para presentar un plan de estudios que cambiará para siempre la forma de criar camarones, no sólo en el sudeste de Asia, sino también en muchas otras partes del mundo.

En los últimos años, una nueva enfermedad del camarón (Síndrome de la Mortalidad Temprana – EMS) ha causado pérdidas significativas en países como China, Vietnam, Malasia y Tailandia. La Responsible Aquaculture Foundation (RAF), el brazo educativo con sede en Portsmouth de la Global Aquaculture Alliance (GAA), se comprometió a analizar la crisis en Vietnam. Financiado por el Banco Mundial, el equipo de RAF visitó hatcheries, granjas e instalaciones de investigación en todo Vietnam.

“El equipo de RAF descubrió un agente bacteriano que produce una toxina en el camarón que destruye su sistema digestivo” dijo Mike Chambers, biólogo marino en Extension and NH Sea Grant. “El agente causal fue identificado como una única cepa de bacteria Vibrio parahaemolyticus. Y la enfermedad fue denominada como Síndrome de la Mortalidad Temprana, o EMS”.

Chambers dijo que las granjas camaroneras de baja intensidad, típicos en Vietnam, proveen un campo fértil para el EMS. La falta de intercambio de información y la coordinación de la respuesta a la crisis en la región han hecho que la recuperación sea imposible.

La determinación de un problema sistémico como éste requiere de un enfoque integral, que incluye mejoras en los controles para la crianza, hatchery, granjas y dietas, además de una gestión coordinada del área. Esto también requiere el talento para impartir entrenamiento a un gran número de actores en la industria (trabajadores, supervisores, inspectores, entre otros) y hacerlo de forma rápida.

El equipo ha desarrollado seis módulos de entrenamiento basados en la web, que son interactivos y portátil, esto contribuirá al noble objetivo de crear una “comunidad global de profesionales” para compartir experiencias, el aprendizaje y las mejores prácticas de formación para el cultivo de camarón.

“La plataforma online debe ser escalable en el sentido de que satisface las diferentes necesidades de las personas con diferente educación, lenguajes, dispositivos y acceso a la internet” dijo Ken Mitchell, diseñador instruccional en UNH Academic Technology.