Minneapolis, EEUU.- Para ayudar a los camaroneros a gestionar el riesgo del Síndrome de la Mortalidad Temprana (EMS) sobre sus granjas camaroneras y mejorar la rentabilidad, Cargill ha lanzado el programa SmartShield™, un enfoque holístico que combina la alimentación especializada y los servicios técnicos, para combatir la enfermedad y aumentar la producción en un promedio de 30%.

El EMS, también conocido como Enfermedad Necrosis Hepatopancreática Aguda (AHPND), es causada por ciertas cepas de la bacteria Vibrio y ha causado pérdidas de producción devastadoras en China, Vietnam, Malasia, Tailandia y México. Los brotes de EMS han causado tasas de mortalidad de hasta 100%.

El nuevo programa SmartShield™ comprende tres componentes:

- Evaluación del riesgo a nivel de granja: utiliza una herramienta especializada que proporciona informes personalizados en donde se incluyen recomendaciones específicas de bioseguridad y de gestión de la granja para reducir el riesgo de la enfermedad.

- Soluciones de alimentación dirigida con nutrición avanzada que incluye un paquete de aditivos funcionales entregado a través de programas de alimentación completos que mejoran el rendimiento del crecimiento y aumentan la inmunidad del camarón para incrementar su supervivencia.

- Apoyo técnico especializado que incluye herramientas de evaluación del rendimiento y de diagnóstico rápido en la calidad del agua y detecta enfermedades de forma temprana.

“Las enfermedades son una de las mayores causas de baja productividad en las granjas y pérdidas de ingresos” dijo Ryan Lane, directora de tecnología acuícola. “Nuestra experiencia nos ha demostrado que la orientación a sólo un aspecto de la producción no es suficiente. Un enfoque holístico, la mejora de la bioseguridad, un programa de alimentación especializado y servicios técnicos a medida para la prevención y gestión de enfermedades, es lo más efectivo para reducir los brotes de enfermedades en la granja”.