India.- Las bacterias resistentes a los antibióticos han proliferado en algunos cuerpos de aguas naturales de Kuttanad y han encontrado el camino de los camarones de río, según un análisis científico publicado por el medio The Hindu.

La presencia de bacterias resistentes a los medicamentos se determinó que son comparativamente más alta en las aguas naturales que en los estanques de cultivo de camarón, indicando que los residuos de antibióticos están alcanzando los sistemas naturales de la región. El equipo de científicos de Kerala llegaron a esta conclusión después de aislar cerca de 1000 cepas de bacterias de ambientes naturales y de cultivo de camarones.

El grupo de científicos esta conformado por K.M. Mujeeb Rahiman, A. A. Mohamed Hatha del Department of Marine Biology, Microbiology and Biochemistry, School of Marine Sciences de la Cochin University of Science and Technology, y A Deborah Gnana Selvam y A. P Thomas de la School of Environmental Sciences, Mahatma Gandhi University, Kottayam , quienes han publicado sus conclusiones en un informe científico titulado: “Relative prevalence of antibiotic resistance among heterotrophic bacteria from natural and culture environments of freshwater prawn, Macrobrachium rosenbergii”.

La presión de la selección

Los científicos encontraron que la “ocurrencia de múltiples resistencia a los medicamentos fue más alta entre las bacterias asociadas con las muestras que ambientes naturales de M. rosenbergii, puntualizando una presión de selección más favorable para los mutantes resistentes a los medicamentos en el ambiente natural” resaltó el informe científico.

M. rosenbergii es “ampliamente cultivado en agua dulce en Kerala por lo cual tiene una resistencia inherente a muchas enfermedades bacterianas, buen precio y preferencia entre los consumidores. Los sistemas de agua salobre en Kerala también ofrecen un buen hábitat natural para M. rosenbergii. Sin embargo, estos cuerpos de agua naturales son altamente contaminados y el origen de un amplio rango de microbios patógenos” resaltan los científicos.

El incremento de los residuos de antibióticos y de bacterias resistentes a los medicamentos están incrementando la preocupación en la industria de los alimentos de origen acuático. En el ámbito mundial, también existe un alto interés en monitorear los residuos y bacterias resistentes en los alimentos de origen acuático.

Las bacterias aisladas de las muestras de aguas naturales y del ambiente de cultivo fueron resistentes a la ampicilina, eritromicina y la penicilina, mientras que más del 50 por ciento de las cepas de las muestras de los sedimentos fueron resistentes a la eritromicina, ácido nalidíxico y penicilina. Los aislados bacterianos de las dietas comercializas también tuvieron un relativo alto grado de resistencia a los antibióticos, resaltó el informe.