Brasilia, Brasil.- Según un estudio del Projeto Campo Futuro de la Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil (CNA), el camarón presentó el mayor nivel de inversión entre todas las especies estudiadas durante este año: camarón marino, tilapia, pintado, pirarucu (paiche) y tambaqui (gamitana).

Los resultados fueron presentados en el Seminário Nacional do Projeto Campo Futuro 2015. De acuerdo con el conferencista el investigador de Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuária (Embrapa) Pesca e Aquicultura, Roberto Valladão, en el año 2015, el productor de pescado invirtió de R$720 mil a R$2 millones en la carcinicultura, que actualmente es el sector acuícola brasileño con mayor nivel de intensidad tecnológica, y que demanda mayores inversiones en equipamientos y estanques.

En esta cadena productiva, destacan los resultados de los altos costos relativos a los impuestos y la asesoría para la elaboración de proyectos (técnico y ambiental). “Esto se debe, además de la magnitud del proyecto, a la complejidad del proceso de licenciamiento ambiental, debido a que la mayoría de los proyectos de carcinicultura están localizadas en áreas ambientalmente sensibles, como los marismas y manglares” explicó Valladão. La recolección de datos fue realizada en el litoral del noreste, especialmente en Natal (RN), Acaraú (CE) y Aracati (CE), donde el cultivo de camarón se ha desarrollado.

El proyecto Campo Futuro, que se ejecuta desde el año 2007, es un convenio entre la CNA, el Centro de Estudos Avançados em Economia Aplicada (Cepea), la Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuária (Embrapa), Universidade Federal de Lavras (UFLA), Instituto Pecege y Universidade Federal de Viçosa (UFV). El proyecto recogió los costos de producción de las cadenas productivas de la caña de azúcar, café, fruticultura, cereales, fibras y oleaginosas, silvicultura, aves de corral y cerdos, ganado de leche y corte, y la acuicultura.