Filipinas espera obtener una producción de 130 000 toneladas de camarón blanco, lo que lo convertirá en un productor líder en el sudeste de Asia.

La demanda proviene principalmente desde Japón y EEUU, dijo la senadora Cynthia Villar al medio Fare Eastern Agriculture.

La meta establecida en 130 000 toneladas es más del doble con respecto a lo registrado durante el año pasado, agregó Villar. Según la política, el cultivo de camarón blanco es altamente rentable.

El mercado mundial del camarón blanco es un industria de US$2.3 trillones y la región ASEAN es un mercado en auge, estableció Villar. “Con un ingreso per cápita de $3700, tienen un importante poder de compra”.

Hay varios productores principales de camarón blanco en la ciudad de General Santos y la provincia de Sarangani, que están compitiendo con productores regionales como Vietnam y Tailandia.

Sin embargo, de acuerdo con Roberto Gatuslao, presidente de Philippine Shrimp Congress, la producción puede incrementar el precio doméstico del camarón.

Gatuslao siente que la producción podría incrementarse en Filipinas, debido a que este país se encuentra libre del síndrome de la mortalidad temprana (EMS) que comúnmente afecta a los productores de camarón de otras naciones de ASEAN.