Tanque de cultivo de camarón con biofloc

Filipinas.- Con una producción anual de alrededor de 50 000 toneladas, Filipinas es el sexto productor de camarones en el mundo. Sin embargo, los brotes de enfermedades como el Virus del Síndrome de la Mancha Blanca (WSSV), el Virus de la Necrosis Hipodérmica y Hematopoyética Infecciosa (IHHNV), el virus del Síndrome del Taura (TSV) y el Virus de la Cabeza Amarilla (YHV) han devastado a la industria.

Para responder a esta preocupación, el Philippine Council for Agriculture, Aquatic and Natural Resources Research and Development of the Department of Science and Technology (DOST-PCAARRD) ha desarrollado el Industry Strategic S&T Program (ISP) del camarón. El ISP tiene como objetivo el revitalizar la industria del camarón mediante la reducción de la ocurrencia de enfermedades en el camarón y mejorar las producciones a través de prácticas de gestión, informó el medio Business Diary.

Una de las iniciativas del Shrimp ISP es la tecnología biofloc (BFT), que viene siendo implementado por la University of the Philippines Visayas (UPV) bajo el liderazgo del Dr. Valeriano L. Corre.

La BFT usa un tapete microbianos compuesto de agregados de bacterias, algas protozoos, detritus y partículas de materia orgánica que ayudan a controlar la actividad microbiana natural en los estanques de acuicultura. El uso de esta tecnología ayuda a reducir la dependencia en la proteína de los piensos y estabiliza la calidad del agua mediante el reciclaje de la misma.

BFT mejora la nutrición del camarón, debido a que incrementa la tasa de conversión de los alimentos (FCR), resultando en camarones más grandes. Además, cuando el carbono y el nitrógeno están en cantidades suficientes en el sistema de cultivo, el biofloc incrementa en número y tamaño, además de ser más visible para que los camarones lo consuman.

El control de las enfermedades también puede ser alcanzado a través del BFT. El agua con biofloc bien desarrollado puede contener más de 2000 especies bacterianas, las cuales pueden incrementar el sistema inmunológico de los camarones.

En términos de inversión, BFT puede requerir de un capital elevado, que puede ser cubierta con la mayor producción por ciclo.

BFT ya viene siendo probada a escala piloto en tres granjas en Luzon, dos en Visayas, y dos en Mindanao. Un promedio de 5.5 kg/m3 de agua de Penaeus vannamei en tanques fue alcanzado, mientras que un promedio de 18 t/ha de camarón fue producido en pruebas en estanques. Asimismo, se obtuvo una tasa de conversión de alimento (FCR) de 1.3, con una tasa de supervivencia de 95%, y una densidad de siembra de 800 000 PL por hectárea en un período de cultivo de 90 días.