Bangkok, Tailandia.- Representantes de gobiernos, científicos y productores han expresado la necesidad de un consenso como una forma para luchar contras las enfermedades mortales que continúan amenazando al sector camaroneros mundial.

 

Los brotes de la enfermedad de la necrosis hepatopancreática aguda (AHPND), conocida como el “síndrome de la mortalidad temprana” (EMS), tomó por sorpresa a la industria camaronera, científicos y gobiernos desde el año 2009 y continúa afectando al sector.

El EMS se considera como la más seria enfermedad no viral del camarón de cultivo. Varios países latinoamericanos y asiáticos han sido afectados por AHPND y se sospecha fuertemente que la enfermedad está presente, pero no es reportada, en otros países en ambas regiones del mundo.

Organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), participantes de 16 países miembros junto con especialistas y productores del sector camaronero se reunieron en un seminario internacional en Bangkok para discutir la evolución de la enfermedad e identificar una forma para combatirla.

La tendencia actual es el incremento de las enfermedades que afectan al camarón, con una diseminación global de patógenos serios del camarón facilitados por los movimientos de camarones vivos, entre continentes, con poco control y ocasionalmente ilegal.

“Es esencial mantener una industria acuícola global saludable. Por consiguiente, la salud acuícola es una responsabilidad compartida de todos nosotros para alcanzar esto” dijo Vili A. Fuavao, FAO Deputy Regional Representative for Asia and the Pacific.

Fuavao puntualizó que una amenaza a la salud en cualquier país, puede rápidamente amenazar a todos los países que cultivan crustáceos, peces o bivalvos similares.