México.- Con el fin de fortalecer las actividades productivas pesqueras del país, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) ha establecido medidas regulatorias basadas en el manejo dinámico de las pesquerías de camarón para el beneficio del sector productivo.

En el Golfo de México y Mar Caribe, la información biológica y pesquera de los muestreos del camarón, señala que aún no se tienen tallas óptimas que permitan capturas rentables, por lo que al extenderse la veda por 10 días, se permitirá que el camarón alcance mayores tallas, lo que se traducirá en capturas con mayores beneficios económicos para el sector.

El Acuerdo establece que la temporada de pesca iniciará 26 de agosto del presente año, en las aguas marinas que abarcan desde la frontera con los Estados Unidos de América (E.U.A.), en Tamaulipas, hasta la desembocadura del Río Coatzacoalcos, en Veracruz.

Por otra parte, el viernes 12 de agosto del año en curso se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo Regulatorio que establece un periodo de captura de camarón en el Gofo de Tehuantepec, con la finalidad de que se aproveche de manera controlada al existir condiciones biológicas de acuerdo con la Opinión Técnica del Instituto Nacional de Pesca. Esto también contribuirá al abasto local de productos del mar.

El Acuerdo establece que en las aguas marinas del Golfo de Tehuantepec se permite el aprovechamiento de camarón durante el periodo del 17 al 31 de agosto del presente año. Transcurrido este plazo continuará la veda establecida en el Acuerdo publicado en el D.O.F. el 19 de febrero de 2016.

La SAGARPA, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) administra y regula el uso, así como promueve el aprovechamiento sustentable de los recursos acuáticos, ordenando las actividades de las personas que intervienen en ella y estableciendo las condiciones en que deberán realizarse las operaciones pesqueras.

El establecimiento de vedas para camarón es una de las principales medidas de manejo que contribuye a proteger los máximos periodos de reproducción, reclutamiento y crecimiento de los organismos para un mejor aprovechamiento en las zonas litorales a partir de la investigación científica, que entre otros, tiene el propósito de orientar las decisiones de las autoridades competentes, relativas a la conservación, protección, restauración y aprovechamiento sustentable de los recursos pesqueros.