Guayaquil, Ecuador (El Universo).- El sector camaronero apunta a seguir aumentando su producción para compensar la caída internacional de los precios y plantea al Gobierno un plan de tecnificación de sus fincas.

La semana pasada, en una reunión con el Ministerio de la Producción, el sector propuso la introducción de nueva tecnología para la cría de camarón, con la promesa de incrementar los volúmenes de producción y ser más eficiente, indicó José Antonio Camposano, presidente de la Cámara de Acuacultura. El sector viene creciendo al 15% anual, pero para él ese crecimiento no será sostenible en el tiempo sin tecnología.

Como parte del plan, pidieron al Gobierno que la maquinaria que se requiera importar para tecnificar a las más de 3.000 fincas del país sea exonerada de tributos. Hoy pagan 15% de aranceles y entre 20% y 25% de salvaguardias. “Hemos hecho un pedido oficial para que a través del Ministerio de la Producción y de Comercio Exterior se permita en una sesión del Comex revisar esas partidas y que el sector pueda adquirir estos equipos...”, dijo.

Se estima que implementarlo requeriría una inversión de unos $ 2.000 por hectárea, por lo que deberá venir acompañada de financiamiento.

El año pasado las exportaciones del sector camaronero alcanzaron los $ 2.300 millones frente a los $ 2.500 millones de 2014. Sin embargo, si los precios se hubieran mantenido, con el aumento en los volúmenes de producción, estas hubieran superado los $ 2.700 millones.

En el primer semestre de este año hay un aumento en el volumen de producción y exportación de entre 12% y 14%, y una facturación de $ 1.200 millones, similar a la registrada en 2015 en ese periodo. La diferencia es que este año se produjeron 400 millones de libras en el primer semestre; en 2015, fueron 350 millones de libras.