Vietnam.- El Delta del Mekong es la área más grande de cultivo de camarón en Vietnam, representando el 94% del área total y un 81% de la producción de camarón. En la actualidad, la acuicultura en la región está enfrentando dificultades debido al impacto del cambio climático y la intrusión salina.

El camarón es un producto clave para Vietnam, representa la mitad de los ingresos por exportación de pescados y mariscos. 700 mil hectáreas están destinadas al cultivo de camarón. Se proyecta que durante el 2016, los ingresos por exportación alcanzarán los US$3.2 mil millones y es probable que alcance los US$8.0 mil millones para el 2025.

Dr. Nguyen Van Sang, Director del Research Institute of Aquaculture No II, dijo “Los más importante son la planificación, irrigación y la organización de la producción para las áreas de crianza del camarón. Con una alta intrusión salina, el cultivo de camarón sólo tiene dos caminos. El primer es continuar con el actual modelo de crianza camarón-arroz. La segunda es expandir el cultivo del camarón. Algunas áreas en las cuales se realizaba el cultivo extensivo pueden combinar el cultivo intensivo o semi-intensivo. También es necesario mejorar las técnicas de cultivo, producir piensos y controlar el ambiente y las enfermedades”.

Las provincias del Delta del Mekong deben promover la aplicación de la ciencia y la tecnología en el cultivo de camarón para obtener una alta eficiencia económica. El Ministry of Science and Technology  pronto revelará un programa dedicado al cultivo de camarón, que permitirá proteger el ambiente, además de asegurar que los productos puedan ser trazados al origen.

Varios modelos de cultivo de camarón marino o de agua dulce adaptados al cambio climático y la intrusión salina en el Delta del Mekong vienen siendo implementados y han probado su efectividad.

El modelo dual arroz-camarón es efectivo y sostenible debido a las técnicas simples, bajos costos de producción, menores riesgos, amigable con el ambiente, y productos de alta calidad. El cultivo intensivo bajo techo de camarón blanco, que ha sido ampliamente adoptado, ha resultado en un incremento de la productividad hast 40 toneladas por hectárea.