BAIONA (El Mundo).- Hasta ahora los consumidores podían degustar el percebe gallego únicamente en fresco, el recogido directamente de las rocas donde los 'percebeiros' arriesgan la vida día a día para conseguir un producto de lujo cuyos precios llegan a ser prohibitivos en determinadas épocas del año, como en los meses de invierno o durante las fiestas de Navidad.

A partir del mes de octubre será posible encontrar el percebe de Galicia en lata y en paté, dos nuevos productos por los que la empresa Mar de Silleiro S.L. ha decidido apostar para "dar salida a un percebe que no alcanza la calidad del fresco y con mala aceptación para su venta sin tratar".

Susana González, la administradora de la nueva empresa instalada en la Ría de Vigo explica que "las latas y el paté no le harán competencia al percebe en fresco ni se pretende, sino que es otro tipo de producto que tras un proceso de transformación, si bien no tiene la presencia del percebe de calidad para comercializar, alcanza un resultado excelente y con gusto".

Desde Baiona

El proyecto tiene su origen en el año 2005 a través de una acción acometida por la agrupación de 'percebeiros' de Baiona para la recuperación de zonas con percebe de escaso valor comercial. Con el crustáceo extraído se realizaron las primeras pruebas de aprovechamiento de la vianda experimentando con diversos procesos de transformación. Nacían las primeras latas de Percebiños de Baiona, raciones de percebe cocido al natural y enlatado.

La agrupación de Baiona intentó humildemente promocionar el producto con el fin de conocer su viabilidad en el mercado para lo que hicieron degustaciones en restaurantes próximos y participaron en varias ferias gastronómicas. "No le hace competencia al percebe que se vende en los mercados y en las lonjas pero gustó mucho, sobre todo en la zona del Mediterráneo y Cataluña", relata Susana González.

En el año 2007 gracias a una subvención del Ministerio de Agricultura y Pesca se demostraba la viabilidad económica de los productos secundarios de la pesquería de percebe y se avanzaba en las fórmulas de elaboración a escala industrial. Entre el 2008 y principios de 2010 a través de las cofradías de Baiona, Bueu y A Guarda y con la financiación de la Consellería de Pesca se realizó un estudio para conocer la biomasa existente de percebe alargado y se consensuaron con el sector medidas de gestión para su extracción sostenible. Se elaboró un estudio de mercado y un plan comercial para vender el percebe de escaso valor en fresco.

Tras el proceso, se constituyó la empresa Mar de Silleiro S.L., compuesta por los 'percebeiros' y 'percebeiras' de Baiona y A Guarda que bajo el amparo del Grupo de Acción Costeira Ría de Vigo-A Guarda, presentó el proyecto a la Consellería do Mar para su aprobación.

La directora xeral de Desenvolvemento Pesqueiro de la Consellería do Mar, Susana Rodríguez, explica que "a veces un proyecto aparentemente sencillo puede ser el más estructurante con la zona en la que intenta implantarse". Pone como ejemplo el proyecto de los percebes como "uno de los más interesantes" del total de aprobados esta año con cargo al Fondo Europeo de la Pesca "porque permitirá mantener la prosperidad económica de la zona y diversificar la producción". "El objetivo es mantener la población y crear empleo, aspectos que pueden conseguirse con un proyecto de este tipo", destaca.

'En lata o no, sigue siendo percebe'

El percebe que se destinará a conserva y paté es un crustáceo alargado y acuoso que los mariscadores no recogían por su escasa salida en el mercado. La empresa Mar de Silleiro ha llegado a un acuerdo con una conservera de la zona para que, tras adquirir el percebe, realicen su transformación y entrega, para su posterior comercialización.

Empezarán por venderlo cocido y enlatado al natural, así como en diferentes patés a los que se sumarán nuevos productos en los próximos meses. Se trata de la primera vez que el percebe será comercializado como paté.

"Vimos que el producto puede tener salida en los nichos de mercado y por ello lo enfocamos a un consumidor gourmet, a la alta cocina, a donde llegará primero en el territorio nacional y con la mirada puesta en los mercados internacionales", explica la administradora de la empresa.

Las ventajas con respecto al percebe en fresco: la disponibilidad y el precio fijo. "Puede llegar a sitios donde el percebe fresco es imposible que llegue y es un producto de calidad enfocado a acompañar platos y a alta cocina". Matiza que el precio será mayor que el de otros patés o conservas porque, "en lata o no, sigue siendo percebe".

Aval de Europa

Los grupos de acción costera (GAC) son asociaciones de carácter local constituidas por las organizaciones del sector pesquero, marisquero y acuícola, organizaciones sociales, medioambientales y culturales del sector empresarial y por las administraciones locales que adoptan la forma jurídica de asociación.

En Galicia se han definido siete zonas de pesca que constituyen los GAC a las que el Fondo Europeo de Pesca ha destinado un total de 40 millones de euros entre 2007 y 2013. Tienen por objetivo convertir las cofradías en auténticos motores de la sociedad, aprovechar los recursos para fortalecer la competitividad del sector, la igualdad de oportunidades, la cooperación y la participación. Están formados por las zonas de A Mariña, Golfo Ártabro, Costa da Morte, Fisterra-Muros-Noia, Ría de Arousa, Ría de Pontevedra, y Ría de Vigo-Baixo Miño.

Los grupos presentaron una serie de proyectos que la Consellería do Mar aprobó el pasado mes de julio, siendo el proyecto de Mar de Silleiro uno de los beneficiados de las ayudas. El presupuesto para los 62 proyectos aprobados se financia con cargo a fondos del FEP (61%), fondos del Estado (19,5%) y fondos de la comunidad autónoma (19,5%).