Hace unas semanas se publicaron las estadísticas de la producción pesquera (y acuícola) en Brasil, destacándose un crecimiento de la producción pesquera de 25% en los últimos ocho años, pasando de 990 000 mil toneladas anuales en el 2003 a 1,2 millón de toneladas en el 2009.

 

 

 



Si analizamos las estadísticas veremos que la acuicultura fue la actividad que mas aporto a este crecimiento (43,8%), pasando de 289 mil t/año en el 2007 a 415 mil t/año en el 2009, un crecimiento importante. Debemos destacar que la piscicultura brasileña creció 90% en el periodo 2003 al 2009, solo en el 2009 presentó un crecimiento de 20% en comparación con el 2008.

Si queremos ser más exhaustivos en el análisis, veremos que la tilapia (132 mil t/año) es quien empuja este crecimiento y representa el 39% del total de pescado procedente de cultivo. Entre los años 2003 y 2009, la producción de esta especie creció en 105%. La tilapia puede consolidarse en uno de los principales productos de exportación de la acuicultura brasileña.
Otra especie que esta mostrando un crecimiento significativo de producción es el tambaqui (gamitana, cachama), que pasó de 30 mil t/año a 46 mil t/año, representa el 14% del pescado procedente de la acuicultura. El tambaqui es una especie cuyo consumo esta orientado principalmente a garantizar la seguridad alimentaria de la población en la Amazonía brasileña, y debido a las limitantes que tiene el producto (filete con espinas intramusculares) su exportación solo podría darse a países vecinos que tienen el habito de consumo de esta especie, a menos que se cree un medio mecánico para extraer las espinas.

La piscicultura continental es quien viene empujando el crecimiento de la acuicultura brasileña, y esto esta relacionado directamente con el potencial que tiene Brasil para el desarrollo de especies dulceacuícolas.

El cultivo de camarón (carcinicultura) se ha estancado en torno a las 70 mil t/año  debido a los problemas que ha enfrentado (cierre de mercado de USA y enfermedades) esta industria en los últimos años. La mayor producción de este crustáceo se alcanzó en el año 2003 con aproximadamente 90 mil t/año, después de un crecimiento acelerado; sin embargo, su producción actual a disminuido hasta ubicarse en los niveles alcanzados en el 2002.

La acuicultura en Brasil representa solo el 35% de la producción pesquera brasileña; no obstante, el ritmo de crecimiento que tiene permite proyectar que en el mediano plazo pasara a convertirse en la principal fuente de alimentos de origen acuático en este país. De acuerdo con las proyecciones del gobierno brasileño se espera que para el 2011 se alcancen 1,43 millones de toneladas, de estas 570 mil t/año (40%) provendrán de la acuicultura. El crecimiento de la acuicultura brasileña se fundamenta en el desarrollo tecnológico en las diferentes regiones, pero principalmente en las políticas gubernamentales que vienen favoreciendo al sector.

A pesar de este crecimiento de la acuicultura aun quedan muchos desafíos por superar, como por ejemplo el acceso a los permisos de explotación de los recursos hídricos, los permisos ambientales, acceso a tecnología y capacitación, entre otros aspectos. Brasil esta camino a ingresar a la lista de los 10 principales productores acuícolas en el mundo, y esto esta fundamentado en el potencial que tiene el país (continental y marino) y en las políticas y programas gubernamentales que vienen favoreciendo a la actividad.