Un proyecto de investigación de tres años evaluará que los sectores de la acuicultura, agricultura y biogas trabajen juntos para desarrollar energía renovable. La iniciativa demostrará como mejorar la sustentabilidad, reducir los desechos y alcanzar eficiencias operacionales.

Los sectores de la agricultura y la acuicultura están bajo presión para mejorar la sustentabilidad y reducir sus impactos ambientales. Ambos sectores producen un gran volumen de desechos, los cuales frecuentemente no son tratados o usados. El proyecto financiado por la Unión Europea, BIFFiO, tiene como objetivo el enfrentar este problema mediante el desarrollo de un sistema económico y eficiente para manipular los desechos de la agricultura y convertirlos en energía.

El principal concepto del proyecto es la mezcla de los desechos que ya están disponibles de las piscigranjas y los residuos de estiércol de la industria acuícola en un reactor para la producción de biogas, el cual a su vez podría ser usado para suplir la necesidad por energía renovable en la industria acuícola y de proveer de fertilizantes a la industria agrícola.

El proyecto, el cual fue lanzado en noviembre de 2013, será el primero en investigar como los desechos pueden ser usados para crear energía renovable, y examinar que nutrientes pueden recuperarse para otros usos. El próximo objetivo será el determinar el estado de las tecnologías usadas en el tratamiento a gran escala de los desechos a una escala de granja, para que el biogas pueda ser producido localmente o cerca a una granja, de forma eficiente y económico.

En los próximos tres años, el equipo del proyecto también enfrentará los desafíos que actualmente viene enfrentando la industria, y evaluará las nuevas vías para cumplir con los requerimientos regulatorios. Se desarrollara una guía práctica para la manipulación de la mezcla de los desechos de la acuicultura y agricultura para la producción de energía, y el uso de los residuos digeridos.

Las organizaciones participantes del proyecto incluyen a Teknologisk Institutt, la University of Liverpoll y aqua consult Ingenieur. El proyecto recibirá EUR 1.7 millones en fondos, y se espera que este culminado en octubre de 2016.