Cosecha de TunicadosNoruega.- Los tunicados que fueron ubicados en el mar hace seis meses ya se han cosechado. Estas “malas hierbas” del mar se convertirán en una nueva aventura de la acuicultura.

“La producción ha excedido de lejos nuestras mejores expectativas” dijo el científico Christofer Troedsson de Uni Research.

Entre montañas y fiordos, ocho personas trabajan intensamente durante dos semanas para cosechar 30 t de tunicados, las cuales serán lavados, prensados, secados y usados en dietas de animales y peces.

“Esto es realmente excitante. Hemos pasado de experimentos a pequeña escala a un proyecto piloto de gran escala” manifestó Troedsson.

Una molestia para los propietarios de las embarcaciones

Troedsson es uno de los que vio el potencial hace algunos años de los tunicados, los mismos que siempre han sido una molestia para los dueños de los botes, incluidos los productores de mariscos.

Los tunicados se encuentran en todo los océanos del mundo. Cuando se elimina su contenido de agua, ellos consisten de 55% de proteína, y ellos también son los únicos animales que producen celulosa. Podrían, por lo tanto, en el largo plazo ser usados para dietas y biocombustibles.

“Esto es sobre producir proteínas marinas en el fondo de la cadena alimentaria marina. En la actualidad, mayormente usamos otros tipos de pescado que se encuentran en los eslabones más altos de la cadena alimentaria. Los tunicados consumen microalgas y microorganismos. En otras palabras, hemos tomado un organismo que usualmente representa un problema y lo hemos vuelto algo positivo” dijo Thorolf Magnesen, profesor de acuicultura en la University of Bergen (UiB).

Intentando cosas

Los tunicados pueden convertirse en una industria importante. Uni Research y UiB se han unido con el Research Council of Norway, que ha proveído los fondos, y BTO, que ayudará a comercializar el producto.

En Rongsundet, los científicos ubicaron varias estructuras, como cuerdas con placas y mallas para averiguar como se produce el mayor número de tunicados, y por consiguiente la mayor biomasa. Pero el primer objetivo es producir dietas para rumiantes y salmón, en colaboración con la cooperativa agrícola  Felleskjøpet y el productor de dietas para peces Ewos.

Primero, los tunicados son llevados primero en un bote, lavados en agua dulce, y luego el 70% del agua es presionada para que salga. Los restos se envían a la empresa Weyland en Flesland, donde se muelen y se secan para convertirlo en polvo.

“Este es un organismo que se encuentra en las aguas de mar en todo el mundo. Los tunicados mejoran la calidad del agua mediante la remoción de las partículas del mar. Hay un enorme potencial de usar este recurso para la alimentación. Estamos en el buen camino, pero aún queda un largo camino por recorrer” dijo Magnesen.

Él y sus colegas están probando varios métodos de cosecha, lavado y presado.

“La producción de biomasa ha superado todas nuestras expectativas. Las cosas se ven muy bien. Ahora tenemos que seguir trabajando en el proceso para que sea eficiente” manifestó Magnesen.

Ellos están esperando implementar una planta piloto, donde todo el proceso, desde la cosecha hasta el producto final, tenga lugar.

“Una nueva industria es una posibilidad. La celulosa puede ser producida aquí y hay proteína marina que es escasa en las empresas de piensos” resaltó Ulf Vosur Syversen, consultor del Research Council.