Punta Arenas, Chile.- Marcando un hito histórico en las relaciones con los pueblos kawésqar de Punta Arenas, la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Magallanes A.G. firmó un convenio de cooperación que permitirá llevar a cabo diferentes iniciativas de interés común, orientadas al desarrollo laboral y educacional de dicha comunidad indígena.

Entre los principales acuerdos se encuentra la entrega de becas de estudio en carreras técnico profesionales para estudiantes pertenecientes a la Comunidad Kawésqar, dar empleo y capacitaciones en el área salmonicultora, y colaboración para gestionar proyectos de diversa índole que puedan ser presentados ante órganos públicos o privados para su financiamiento.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura,  Pablo Galilea, valoró positivamente este acuerdo, especialmente por la apertura del diálogo generada en la mesa de trabajo implementada por la Dirección Zonal de Pesca y Acuicultura de Magallanes liderada por Ricardo Radebach. "Este acuerdo es un reflejo de que las empresas en Magallanes quieren hacer las cosas bien y están comprometidas con el desarrollo de la actividad acuícola que ya genera cerca de 35 mil toneladas de salmón al año, junto con trabajar con la comunidad, respetando sus raíces ancestrales", sostuvo el subsecretario Galilea.

Drago Covacich, Presidente del gremio salmonicultor de Magallanes, destacó la excelente relación que se ha establecido con los pueblos kawésqar mediante mesas de trabajo, que finalmente desembocaron en este convenio: "Es un agrado firmar este convenio, es el primer paso para hacer un plan de trabajo conjunto, lo que patenta nuestras buenas prácticas con los pueblos originarios, el medioambiente y la comunidad en general", afirmó.

Juan González, consejero de la comunidad kawésqar afirmó que: "el tema medioambiental es lo que nos preocupaba y vemos que habrá mucho cuidado con ello y con los lugares ancestrales. Habrá trabajo para nuestra gente y eso es una de las cosas que nos alegran".

Asimismo, se acordó que una vez al año se realizará una navegación con la comunidad, que recorrerá los lugares ancestrales Kawésqar, que se encuentren aledaños a los sectores de operación de la salmonicultura.
El convenio tiene una duración indefinida y las primeras reuniones de coordinación se realizarán en marzo.