Coquimbo, Chile.- Herramientas para proteger los recursos naturales, evitar la contaminación y mejorar la calidad de vida de la comunidad, obtuvieron los pescadores de Caleta Constitución, a través de su participación en el Primer Taller de Validación de Objetos de Conservación y Amenazas. La actividad estuvo dirigida a los trabajadores del mar de esa localidad, ubicada frente a la Isla Santa María en la costa de la Región de Antofagasta.

Intercambio de conocimientos entre científicos y pescadores establece esta iniciativa que permite entablar un diálogo directo entre ambas partes, y que integra aspectos técnicos aportados por los académicos con la experiencia que poseen quienes día tras día utilizan el océano como su fuente de sustento.

Enmarcada dentro del Proyecto FNDR “Diagnóstico Ambiental y Manejo Sustentable de la Península de Mejillones”, esta actividad cuenta con el respaldo del Ministerio del Medio Ambiente y es ejecutada por el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA) y la  Universidad Católica del Norte, con el apoyo del Centro de Investigación PROMAR Pacífico.

El trabajo incluye actividades directas de asesoría en las tres caletas mayores del borde costero de la Península de Mejillones, como son las comunidades de pescadores de Mejillones, Caleta Constitución y Juan López, además de sumar localidades menores, como Lagartos y Bandurrias, entre otras, donde existen asentamientos humanos permanentes.

“El objetivo es ir hacia un manejo sustentable de los recursos de la zona, la que ha sido reconocida desde hace muchos años como un sitio prioritario por su biodiversidad”, destacó la Directora del Proyecto, Beatriz Yiannicelli, investigadora de CEAZA y profesora asociada de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN.

Agrega que se quiere obtener una idea de la situación actual de la biodiversidad y de la conservación de los ecosistemas y de las amenazas que existen en el área. Además, explica, se quiere informar y sensibilizar a la población sobre la importancia de la península, para así tratar de intervenir en la percepción que la gente tiene sobre temas como el manejo de la basura y generar actitudes ambientales más saludables, que incluyan monitoreo y la interacción con la comunidad local.

CALETA CONSTITUCIÓN

El histórico dirigente de los pescadores artesanales de la Región de Antofagasta, Humberto Mella, quien es Tesorero del Sindicato de Buzos, Pescadores y Algueros de Caleta Constitución, valora la realización de este tipo de actividades, pero a la vez prende una luz de alerta en torno a la pérdida de derechos de los trabajadores en relación al uso de los recursos.

“Estamos limitados en ciertos espacios”, resalta, junto con agregar que no solo quieren escuchar charlas, sino que además los pescadores desean aportar en forma activa.

La agrupación sindical, que integran 52 afiliados, desarrolla labores de recolección de algas, mariscos y peces que existen en el lugar, entre los que resaltan el congrio, cojinova, pejeperro, lapas, erizos y locos, entre otras especies.

“Hoy estamos dedicados a la extracción del huiro palo, gracilaria y huiro negro, el cual es molido y lo vendemos a las empresas exportadoras, para su uso en la industria farmacéutica y de alimentos, entre otras aplicaciones”, afirma a el dirigente, que cuenta con más de 35 años de trabajo en el sector.

“Las comunidades de pescadores a nivel mundial jamás han depredado sus recursos. Hay recursos que colapsaron, pero nosotros, a través de las áreas de manejo, hemos sido capaces de recuperarlos. Aquí tenemos dos sectores con más de 300 hectáreas. Los expertos aquí somos nosotros. Creemos que debe existir un entendimiento entre la ciencia y la tecnología con la experiencia, y esta última la poseemos nosotros. Tenemos mucho que aportar y eso es lo que falta en este país”.

El dirigente enfatiza en que el Estado debe apostar por los pescadores de la región. “No queremos políticas asistencialistas. Aquí hay gente que piensa que trabaja y queremos tener las mismas oportunidades que tienen las grandes empresas en este país”, agregó.

APORTE CIENTÍFICO

La puesta en marcha y realización del taller en Caleta Constitución contó con la participación de los científicos de la UCN, Wolfgang Stotz, Guillermo Luna, Jaime Aburto, Paola Oyarce y Beatriz Yiannicelli.

El Dr. Stotz explica que el trabajo en la Península de Mejillones -que implica un trabajo de tres años- considera la realización de un diagnóstico de la situación ambiental en la zona para luego establecer medidas de manejo sustentable para esta área. “El interés de este sector es declararlo en algún momento como un área costera protegida de múltiples usos”, recalcó el biólogo marino.

La labor en terreno -añade- considera el lanzamiento de la iniciativa en esa comunidad y la realización de un taller de trabajo para, junto a los pescadores, identificar los servicios ecosistémicos existentes, es decir, conocer qué beneficios brinda esta costa a los seres humanos, en qué situación está y cómo se podría trabajar para ir monitoreándola. El diagnóstico implica la interacción con los pescadores, con los turistas que acampan en la zona, y con la gente que utiliza en forma regular el área. Uno de los temas prioritarios también será la contaminación, ya que en las playas y en los lugares donde hay actividad turística existe una gran cantidad de basura, acota el Dr. Stotz.

MEDIO AMBIENTE

EL Secretario Regional Ministerial del Medio Ambiente de Antofagasta,  Hugo Thenoux, explicó que un tema central es preservar y proteger los recursos naturales de la zona. “Hemos impulsado diversos proyectos, entre ellos el que vemos hoy que permite vislumbrar planes de acción que debemos realizar a fin de conservar lo que es la Península de Mejillones”.

La autoridad puso énfasis en que la iniciativa implica un levantamiento completo de información del manejo y de todas las actividades que se realizan en el área, y que los resultados se espera entreguen competencias para la gente que habita en la península respecto al manejo de los recursos. En cuanto al trabajo con los pescadores, resaltó que éste se hará en contacto directo con ellos, tomando en cuenta la enseñanza y la capacitación.