Escocia.- Dos empresas escocesas están trabajando juntas para encontrar una solución para el problema de las redes usadas dentro de la industria acuícola.

W&J Knox Ltd., un productor de redes para la industria acuícola en Escocia y un productor de varias fibras para la industria de alfombras europea, trabajan juntos con la Scottish Sea Farms (SSF) para implementar un solución altamente sustentable para las redes acuícolas que han llegado al fin de su vida útil.

SSF es el principal usuario de redes marinas de alta calidad, con más de 300 en uso al mismo tiempo en el mar. Debido a los requerimientos marinos cada red es individualmente probada por los técnico de la Net Station de SSF en Lochaline. Las redes que fallan los estándares requeridos son rechazados con redes que ya tiene una vida de 3 a 5 años, dependiendo de las condiciones ambientales de cada sitio.

Knox ha identificado a la empresa italiana, Aquafil, que tiene la competencia requerida de reciclaje. Aquafil puede procesar las redes en desuso y manufacturar una fibra denominada ECONYL. Las redes en desuso limpias y desinfectadas de SSF son recibidas para su procesamiento por la planta Aquafil en Eslovenia.

Aquafil cree que los beneficios ambientales de usar una tonelada de ECONYL incluyen ahorros de agua equivalente al consumo diario de 75 personas; una reducción en desechos orgánicos equivalentes a la cantidad producida por 500 personas en un día; una reducción en las emisiones de CO2 equivalentes a la cantidad producida por un carro que viaja más de 20 000 km; y ahorro en energía a la cantidad necesaria para encender 400 focos por una semana.

De acuerdo a Jim Traynor, el director de W&J Knox, “Sin embargo, el aspecto más impresionante de esta iniciativa es que el proceso es simple; los materiales de las redes pueden ser reciclados en un número infinito de veces mientras que siempre se mantiene el mismo alto estándar de calidad comparado con el material virgen”.

“Esto permitirá que las redes de la empresa Knox se usen durante durante 4 a 5 años en el mar para producir salmón de alta calidad en SSF antes de ser reciclado en un producto útil que pueda ser usado varias veces, quizás como fibra para las alfombras o como parte de un vehículo”.

Comentando el éxito de la sociedad, Jim Gallagher, director de SSF, indicó: “Nuestros clientes claves esperan que exploremos cada oportunidad para mejorar la eficiencia y reducir el impacto ambiental. Lo que podemos alcanzar junto con Knox como un 'problema de la industria' puede ser solucionado con creatividad e imaginación”.