Punta Arenas, Chile.- Es diminuto ante nuestro ojo, pero lo que vemos es un ejemplar juvenil de erizo rojo con una talla de medio milímetro, siendo uno de los 70.000 ejemplares que fueron cultivados con éxito y por segunda vez en la Universidad de Magallanes.

En unos meses más, alcanzará la talla de dos centímetros y podrá ser llevado al mar para el repoblamiento de este recurso marino, siendo uno de los objetivos de la iniciativa ejecutada  desde el año 2010 por el Centro de Investigación de Recursos Marinos Subantárticos CERESUB del Departamento de Ciencias.

En 2010 el Gobierno Regional entregó 50 millones de pesos al Ceresub para que desarrolle la tecnología de cultivo, e implemente además una sala de microalgas para alimentar a los ejemplares, logrando así obtener los primeros juveniles que llegaron a un total de 2.000.

Un año después recibieron 53 millones de pesos más para masificar la producción de este recurso, cultivando en forma exitosa 70 mil juveniles.

El proceso se realizó en el Centro de Cultivos Marinos Bahía Laredo de la Universidad de Magallanes, mientras que la preferencia alimenticia del erizo rojo fue desarrollada en laboratorio, en la sala de micro algas financiada por el proyecto.

La investigación favorecerá al rubro pesquero, ya que en Magallanes se desembarca la mayor cantidad de erizo a nivel nacional. Por ello, el proyecto despertó la atención de pescadores artesanales y empresas privadas, con el fin de conocer esta tecnología traída en 1980 a Chile por la Universidad Católica del Norte de Coquimbo.

Ahora, este conocimiento se extendió por primera vez a nuestra región, donde puede tener efectos positivos ya que la actividad extractiva y económica del erizo regula los índices del mercado internacional.