Paraná, Brasil.- Un convenio entre el Instituto Ambiental do Paraná (IAP) y la superintendencia del Ministério da Pesca e Aquicultura (MPA) en el Estado garantiza la emisión de las licencias ambientales de operación para tres parques acuícolas marinos en el litoral. Estas unidades productivas atenderán a cerca de 300 familias de pescadores de Guaraqueçaba y Paranaguá. En estas áreas marinas pueden producir mariscos y ostras.

“Gracias a este convenio el Paraná avanza a las primeras ubicaciones en el sector productivo de la maricultura” explicó el superintendente del MPA en Paraná, José Antonio Faria de Brito.

Los parques marinos son administrados por el MPA que, por la cesión de uso de los espacios físicos, posibilitará el cultivo a los pescadores, cambio que contribuirá a la disminución de la explotación predatoria y extracciones de los productos pesqueros en la región, evitando la sobrepesca.

Las licencias ambientales emitidas permiten la producción de especies de moluscos nativos para evitar la invasión de otras consideradas exóticas en el ambiente. También están las condicionantes de los licenciamientos a la inclusión de un programa de monitoreo de algas que puede ser nocivas al medio ambiente; la señalización de los locales de producción, de acuerdo a las normas brasileñas.

Para el ingeniero de pesca de IAP Taciano Maranhão, mediante el aprovechamiento del ambiente natural, los parques marinos contribuyen con la mejora en la calidad ambiental y de vida de la población local. “Los nutrientes existentes en el agua sirven como alimentos para los animales, los mismos que acaban actuando como 'filtros' del agua. Este proceso fortalece la cadena alimentaria de los animales de cultivo y permite disminuir la presión de captura en estos lugares cuando la actividad es bien conducida” concluyó el profesional.