Menos lluvias, incremento de la temperatura del agua de mar, e incremento de los niveles del mar podría golpear a Marlborough, según las predicciones de un equipo internacional de científicos. El informe del  Intergovernmental Panel on Climate Change sugiere cambios en las temperaturas del agua y las condiciones podrían afectar la producción de mejillones y potencialmente detendrían el cultivo de salmón en el estrecho de Marlborough.

Este indica “cambios sustanciales en la producción y rentabilidad de la pesca y las especies acuícolas como el salmón, mejillón y ostras. Los modelos de ecosistema también proyectan cambios al hábitat y la producción pesquera”.

Graeme Coaste, director ejecutivo de la Marine Farming Association, indicó que el informe no es una sorpresa. La industria acuícola esta preocupada por la acidificación del océano afectando la fecundidad de los mariscos, destacó Coaste.

Los mejillones probablemente sean los menos afectados; sin embargo, el salmón es más dependiente a la temperatura del agua. Si la temperatura del mar en el estrecho de Marlborough se incrementan, el cultivo del salmón podría tener muchas más dificultades que ahora, pero otros peces de escama podrían convertirse en buenos prospectos.

El informe del panel internacional, elaborado bajo el auspicio de las Naciones Unidas, tiene una sección que se concentra en Nueva Zelanda y Australia. Este indica que el incremento en los niveles del mar, la menor lluvia y el incremento de las temperaturas del agua de mar podrían afectar a Nueva Zelanda.