Ecuador.- El Instituto Nacional de Pesca (INP), entidad adscrita al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), con la colaboración de la empresa INASA, dictó el taller “Buenas prácticas de manipulación, almacenamiento, transporte y recepción de subproductos de atún”.

El evento contó con la asistencia de alrededor de 90 representantes de empresas dedicadas al procesamiento de atún, harina, aceite, entre otros productos derivados de este recurso. El taller se realizó en las ciudades de Guayaquil y Manta los días 22 y 23 de abril, respectivamente.

El scrap o subproducto son los restos del pescado que descartan los establecimientos procesadores de atún. Las empresas dedicadas a la elaboración de harina, aceite y otros productos derivados lo utilizan como fuente importante materia prima.

Al igual que cualquier otro producto derivado de la pesca y la acuacultura, el scrap requiere cumplir con los requisitos sanitarios y de inocuidad que exigen los diferentes mercados, de manera tal que no afecte  la salud del consumidor.

Estos talleres cumplieron con el objetivo de capacitar, tanto a las empresas que proveen el scrap como a los fabricantes de harina y aceite de pescado, en buenas prácticas de manipulación, almacenamiento, transporte y recepción, que eviten la contaminación cruzada del producto. Teniendo en cuenta las condiciones idóneas que se necesitan para garantizar su calidad e inocuidad.

El INP es la autoridad competente en el Ecuador encargada de ofrecer las garantías sanitarias y de inocuidad de los productos pesqueros y acuícolas. Para cumplir con los requerimientos de los diferentes mercados, se verifica toda la cadena de producción en sus diferentes etapas, se realizan los análisis correspondientes y una vez cumplidos, se emiten las certificaciones sanitarias.