Valparaíso, Chile.- La Corte de Apelaciones de Valparaíso resolvió rechazar el recurso de protección interpuesto por la empresa salmonera Invermar S.A. El fallo además dejó sin efecto la orden de no innovar decretada a principios de marzo, y que impidió la cosecha anticipada de las veinte jaulas del centro de cultivo Traiguén I, donde se confirmó un brote de virus ISA en febrero pasado.

El tribunal acogió por unanimidad la tesis del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), que sostenía que la orden de cosecha anticipada era una medida ajustada a derecho en el marco de la Declaración de Emergencia Sanitaria dictaminada por la entidad.

Cabe recordar que el 20 de febrero Sernapesca decretó la resolución de emergencia sanitaria para toda la Macrozona 3, en la zona central de Chiloé, luego de detectar positividad a virus ISA en seis jaulas del centro Traiguén I, donde anteriormente ya se había decretado un brote, y ordenado la cosecha de tres de sus jaulas.

La emergencia sanitaria faculta a Sernapesca a exigir la eliminación o cosecha anticipada de todos los peces de un centro declarado en brote, entre otras medidas aplicables al interior de la macrozona. No obstante, la resolución fue resistida por la empresa mediante el citado recurso de protección, arguyendo perjuicios económicos y cuestionando los informes de laboratorio.

Aunque Sernapesca había reactivado la cosecha anticipada por la vía del Programa de Vigilancia y Control de Virus
ISA a fines de abril, todavía estaba pendiente el pronunciamiento de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, la cual esta mañana confirmó la legalidad de la medida de emergencia adoptada por el Servicio.

Para la Subdirectora Jurídica de Sernapesca, Ana María Ramírez, los fundamentos del fallo entregado hoy por la Corte de Apelaciones constituyen un valioso precedente judicial en esta materia, el cual servirá como referente para eventuales acciones similares que puedan presentarse en el futuro.

Por su parte, la Subdirectora de Acuicultura, Alicia Gallardo, valoró la decisión del tribunal por cuanto reconoce el rol de Sernapesca en cuanto autoridad sanitaria, “encargada de velar por el patrimonio sanitario de la acuicultura en el país y con facultades para tomar oportunamente las medidas de contención cuando corresponda”.