Boca del Río, México.- En la administración del presidente Enrique Peña Nieto, la pesca y la acuacultura son prioritarias por su relevancia económica, social y ambiental, aunque enfrentan una problemática propia de las actividades en desarrollo, como son rezagos tecnológicos, de manejo y sanidad, así como de focalización de mercados, entre otros, "que definitivamente se tienen que resolver".

 

Lo anterior se desprende de los conceptos vertidos en el acto inaugural de la XII Expo Aquamar Internacional, por el representante del Titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), Mario Aguilar Sánchez, el director general de Organización y Fomento, Jorge Luis Reyes Moreno.

En su mensaje inaugural, reiteró que el potencial de la pesca ofrece una gran oportunidad pero su fortalecimiento implica grandes retos y acciones de coordinación con quienes participan en esa actividad productiva, así como con diferentes dependencias federales y estatales.

El funcionario reconoció que ha sido vital el respaldo y el compromiso otorgado al sector por el Secretario de SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, para trabajar de manera coordinada a favor del desarrollo pesquero y acuícola nacional.

A la inauguración de la Expo Aquamar asistieron la representante de la FAO en México, Nuria Urquía Fernández; los directores generales de FIRA e INAPESCA, Rafael Gamboa Rosales y Raúl Romo Trujillo; de los presidentes de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera, Fernando Medrano, y de la Confederación de Cooperativas Pesqueras, Armando Castro Real; así como y el representante del gobernador Javier Duarte de Ochoa, el director general de Pesca y Acuacultura del gobierno estatal, Tomás Rubio Martínez, además de una amplia concurrencia de participantes y expositores vinculados con la pesca en el país.

El representante de la CONAPESCA mencionó que en la actual administración se han registrado importantes avances y se tiene la certeza de que se cumplirán cabalmente los objetivos propuestos; "para ello se tienen ejes de política pública muy bien definidos, respaldados por acciones y estrategias puntuales para potenciar el desarrollo de los sectores pesquero y acuícola, en los que destaca la inversión, la infraestructura, el ordenamiento, el impulso de la acuacultura y la promoción del consumo de pescado".

Y en ese contexto se ubica la importancia de apoyar eventos como Aquamar Internacional, que son una de las herramientas donde se transmite a los asistentes el conocimiento de tecnologías, donde interactúan con proveedores y comparadores para extender sus redes comerciales a fin de afianzar las alianzas estratégicas que refuercen las etapas productivas en las que estén participando, con el reconocimiento de que la cooperación y la buena voluntad son los ingredientes esenciales para desarrollo de la acuacultura y la pesca.

La realización de Aquamar Internacional atrajo el interés de gran número de participantes, entre ellos los secretarios de Pesca de los gobiernos de Baja California Sur, Sinaloa, Tamaulipas, y representantes de Sonora, además de investigadores y especialistas procedentes de varios países y de México, pescadores, industriales de la pesca, técnicos y comercializadores, que obtuvieron información actualizada del sector.

La doctora Nuria Urquía Fernández, representante de la FAO en México, expresó su convicción de que este tipo de eventos contribuyen al desarrollo económico del país y consideró que la exposición constituye un espacio de referencia y proyección nacional para el intercambio de conocimientos que abre posibilidades de cierre de negocios; "un espacio donde los productores son los verdaderos protagonistas", apuntó.

Dijo que el desarrollo del sector pesquero es importantísimo, primero porque el pescado es un alimento fundamental en la alimentación humana, pero para que un sector económico tenga un desarrollo productivo, es necesario que sea rentable y para ello se requiere la existencia de una demanda y de una capacidad productiva.

Explicó enseguida que México tiene 112 millones de habitantes y la demanda está ahí de manera potencial, pero en realidad no existe, ya que tres de cada cuatro mexicanos no incluyen el pescado en su dieta básica "y ese es un elemento increíble"; ante el insuficiente consumo, que es uno de las factores fundamentales para el desarrollo, lo que hay es una oportunidad.

El segundo factor, añadió la representante de FAO, es la capacidad productiva y México tiene 11 mil kilómetros de costa, lo que aunado al consumo potencial de su población, hacen de México un país con enormes posibilidades de desarrollo del sector pesquero. "Son posibilidades que un país como México no puede ni debe desaprovechar", remarcó.

En su oportunidad, el director general de FIRA, Rafael Gamboa González, indicó que las actividades pesqueras se ubican entre las cadenas más productivas del país y destaca la acuacultura, con la producción de camarón y tilapia en granjas, así como las nuevas actividades de maricultura, "lo que tiene un gran potencial y lo que seguiremos apoyando", dijo.

A los productores presentes les dijo que "FIRA es su aliado para conseguir el financiamiento que requieran para una explotación pesquera exitosa y una operación empresarial igualmente exitosa, con la cual sean capaces de tener un negocio rentable que se pueda financiar".

Por otra parte, el director en jefe del INAPESCA, Raúl Romo Trujillo, al destacar la trascendencia de este tipo de eventos para el sector productivo que les permite encontrar elementos tecnológicos para crecer y enfocar su negocio de manera puntual, remarcó que en el gobierno federal la CONAPESCA e INAPESCA están dando un fuerte impulso a la acuacultura, porque generaría más alimentos de gran valía para la población mexicana.