Neiva, Colombia (La Nación).- Los piscicultores del Huila junto con las instancias nacionales siguen buscando alternativas para que el llenado de El Quimbo no afecte a la industria piscícola instalada en Betania. Esta vez la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) expidió un documento mediante el cual hace un llamado a las autoridades competentes sobre las graves consecuencias que se generarán ante la industria piscícola instalada en Betania, si el llenado de El Quimbo se ejecuta tal y como lo establece la Resolución 0899 de 2009, emitida por el entonces Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, la cual otorgó la licencia ambiental a Emgesa para la construcción del proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, en la cual se estableció un cauce ecológico de 36 metros cúbicos por segundo.

Según el documento, para mantener la viabilidad de la piscicultura en la represa se debe mantener un caudal mínimo de entrada de 160 metros cúbicos por segundo, verificar la calidad de agua que se recibiría en ella y pensar en un llenado de El Quimbo se dé en los meses de lluvias altas.

El director Regional Bogotá de la Aunap, Víctor Hugo Carrillo Rojas, precisó que “una vez se tuvieron las recomendaciones técnicas del caso, la Aunap Dirección General y soportada en la Dirección Regional Bogotá se activó una estrategia macro, cuyo objetivo es acompasar el llenado del embalse El Quimbo con la actividad piscícola y pesquera que hoy opera legalmente en Betania; para ello, se delineó un plan de acción técnico, jurídico y administrativo con alcance a todos los niveles de gobernanza pública y actividad privada. En tal sentido, se han realizado varias reuniones con el sector público tanto nacional como departamental tales como el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Congreso de la República, Gobernación del Huila, Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), Asamblea Departamental del Huila y también con el sector privado, gremios piscícolas, Emgesa, productores y pescadores, entre otros”, explicó Carrillo Rojas.

Alcances
Según el directivo de la Aunap, en el año 2013 el sector productivo piscícola de Betania mostró su preocupación debido a que el promedio de caudal ecológico aprobado no garantizaría la sostenibilidad de los proyectos piscícolas de Betania, argumentando factores climáticos, calidad y cantidad de agua.

Frente a dicha preocupación, la Oficina de Investigación y Generación del Conocimiento de la Aunap expidió un documento que contiene una serie de recomendaciones para mantener la viabilidad de la piscicultura en la represa, entre las cuales destaca mantener un caudal mínimo de entrada de 160 metros cúbicos, verificar la calidad de agua que se recibiría en ella y pensar en un llenado de El Quimbo para los meses de lluvias altas.

Igualmente, se logró que para poder iniciar el llenado de El Quimbo se debería previamente contar con un nuevo estudio técnico-ambiental, que tuviera como variable fundamental el desarrollo piscícola de Betania, determinando todos los posibles impactos que el llenado y operación podría generar.

Para ello, hoy ya Emgesa ha contratado a la Universidad Nacional para tal efecto, proyectándose que entre octubre y noviembre de 2014 se entregarán los resultados para análisis de las autoridades públicas, es decir, el llenado de la represa solo iniciará cuando se cuente con la mejor evidencia científica que determine el cuándo, cómo y bajo qué condiciones debe hacerse el llenado.

Ordenamiento pesquero
De igual forma, la Aunap viene trabajando en la actualización del modelo de Ordenamiento Acuícola y Pesquero de Betania, para lo cual no sólo ha contratado expertos en la materia, sino que ha conformado un comité de seguimiento al plan de ordenamiento pesquero del embalse.

Igualmente, se vienen ejerciendo actividades de control y vigilancia de la actividad piscícola en Betania, logrando que a hoy el ciento por ciento de los proyectos activos se hayan legalizado gracias a una estrategia conjunta de inspección con la CAM.

Asimismo, se viene trabajando en la disminución de la carga en la represa de Betania, adelantando actuaciones administrativas sancionatorias cuando dé lugar y auspiciando e impulsando con criterios de comanejo un acuerdo de aprovechamiento responsable y sostenible de la actividad piscícola en la represa.

Estado actual
En la última reunión interministerial citada por la Presidencia para el seguimiento del asunto El Quimbo–Betania, se estableció como plan estratégico el posicionamiento y sostenibilidad de la actividad piscícola en armonía con la producción energética de la región y el país.

Sobre este eje temático, la Presidencia de la República en coordinación con la Gobernación del Huila ha convocado a todos los ministerios y entidades adscritas y vinculadas de competencia intersectorial en la materia, junto con Emgesa, Fedeacua y Asopishuila a una mesa de trabajo para mañana martes, donde se establecerán líneas congruentes de trabajo a futuro entre el proyecto hidroeléctrico El Quimbo y los empresarios piscícolas de Betania.