México.- Investigadores del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) desarrollaron una nueva técnica para la medición del pepino de mar café (Isostichopus multifidus) que habita en zonas productivas de la península de Yucatán, la cual contribuye a mejorar su aprovechamiento al aportar información confiable para estudiar el crecimiento y desarrollo de la especie.

Con este método se mejora la precisión en la estimación del peso corporal y crecimiento de esta especie, en su hábitat natural, refirió el organismo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

La investigadora del Centro Regional de Investigación Pesquera del INAPESCA en Yucalpetén, Alicia Poot Salazar, explicó que con la nueva técnica durante el trabajo de campo sólo se toman dos medidas sin necesidad de sacrificar a los organismos, lo cual es una medida de protección de esta pesquería.

Señaló que debido a que los pepinos de mar se contraen o estiran demasiado, es difícil medir su forma corporal y obtener información confiable para estudiar su crecimiento y desarrollo.

Sin embargo, con la técnica propuesta se obtiene la raíz cuadrada de la longitud por el ancho del organismo, y la cifra resultante permite conocer el peso exacto, toda vez que los animales se pueden medir obteniendo la longitud y ancho dorsal con una cinta métrica e inmediatamente ser regresados a su hábitat natural.

Este sistema de medición también permite saber, en menor tiempo, la biomasa disponible de pepino de mar y generar soporte científico para su mejor aprovechamiento.

Con la novedosa herramienta de trabajo ya no se requiere aplicar otros métodos para relajar a los pepinos de mar, lo cual requiere mucho tiempo y esfuerzo durante las evaluaciones de campo, subrayó.

El pepino de mar café vive en el fondo marino y es muy sensible a los cambios ambientales, como la temperatura,  salinidad, concentración de oxígeno o transparencia del agua, informó.

La investigadora destacó que la marea roja y los huracanes son fenómenos naturales que afectan el crecimiento de la especie, sin embargo, el pepino de mar ha desarrollado estrategias ante estos eventos, tales como la capacidad de entrar en un periodo de latencia prolongado para sobrevivir.

Investigaciones recientes han demostrado que el pepino de mar café contiene una alta concentración de proteínas antioxidantes que le permiten subsistir en condiciones adversas.

Estos animales del grupo de los equinodermos tienen la capacidad de repoblar vastas zonas del lecho marino cuando existe el alimento, pero su baja movilidad les hace muy vulnerables a la pesca.

Por ello, es necesario que tanto los pescadores como la sociedad en general, conozcan el papel ecológico de los pepinos de mar como filtradores de arena, permitiendo la aireación y eliminación de materia orgánica en descomposición.