Oslo.- Noruega podría permitir a las piscigranjas incrementar la producción en alrededor de 5%, o 60 000 t/año, pero sólo si ellos cumplen con estrictas regulaciones ambientales sobre el piojo de mar, el principal desafío del sector, dijo Elisabeth Aspaker, Ministra de Pesca.

Las nuevas medidas podrían reducir el piojo de mar el alrededor de 30%, manifestó Aspaker. “El incremento de capacidad podría entrar en vigencia desde el 2015” destacó la funcionaria durante una conferencia de prensa.

Simultáneamente el gobierno noruego abandono una propuesta de un grupo de expertos que podría haber permitido a los piscicultores calculara sus cuotas en base a un promedio, lo que podría dar como resultado un gran incremento de capacidad.

El promedio a largo plazo haría crecer la producción de las piscigranjas noruegas en cerca de 10% por año.

Varias empresas piscicultoras, incluido las líderes Marine Harvest y Cermaq, han criticado la propuesta original, argumentando que los problemas con el piojo de mar deberían ser la prioridad.

“Estamos satisfechos de que la ministro este priorizando la propuesta inicial” dijo el presidente ejecutivo de Cermaq, Jon Hindar, en declaraciones a Reuters, agregando que la propuesta anunciada el lunes es “consistente con la visión de la empresa, de lo que la industria necesita para mantener el crecimiento en una forma sustentable”.

Pero el nuevo plan podría limitar el crecimiento de la producción aun más de lo que el gobierno ha propuesto, debido a que los objetivos ambientales serán difíciles de cumplir, manifestó el analista Kolbjoern Giskeoedegaarda de Nordea Markets.