Boca del Río, México.- En México, la acuacultura marca la diferencia y permite el abasto de pescado para la población, afirmó la representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), Nuria Urquía Fernández. Al dictar una conferencia en el Foro de Consulta Regional con Vocación Territorial: Pesca y Acuacultura, Reforma para la Transformación del Campo, consideró que México tiene todo el potencial para explotar esta actividad.

“La acuacultura en México es una actividad que todavía no está suficientemente explotada, tiene el potencial tanto en maricultura como en agua continental y la capacidad porque el agua es suficiente, sobre todo en el centro y sur, donde hay costas; además de mercado por sus 112 millones de habitantes y un vecino como Estados Unidos, que es un gran comprador”.

Señaló que en México hay cerca de 266 mil pescadores y acuacultores que producen un millón y medio de toneladas de pescado al año, lo que coloca al país en el tercer lugar de América Latina en pesca de captura, pero se necesita potenciar la acuacultura, pues de ese total, sólo 143 mil toneladas corresponden a esta actividad.

“Para que una actividad productiva tenga éxito, es necesario que exista la demanda y la capacidad productiva, además de una alianza pública privada, un extensionismo del acuacultor y poner las medidas que favorezcan este tipo de inversiones”.

Urquía Fernández recalcó que el reto de la actividad acuícola nacional es incrementar la demanda interna y externa, para lo que se podrían reforzar las campañas de consumo, incluir el pescado en programas de alimentación pública y dotar de mayor capacitación a los productores.

“El reto de la acuacultura es pensar que es una actividad bastante nueva, tenemos que sumar acuacultores a esta actividad con personas que no vienen del sector, seguramente productores agropecuarios, por lo que se requiere una gran capacitación para ellos”.

La representante de la FAO en México consideró que la realización de estos foros es muy importante y positiva para el sector pesquero y de la acuacultura, porque vincula a los productores y pescadores con las instituciones y autoridades para que mediante la retroalimentación y el conocimiento de áreas de oportunidad, se logren las reformas que necesita el campo.

“Esto es un foro del sector, es importante la sensibilización por una parte y la oportunidad que tienen los productores de dar a conocer cuáles son sus cuellos de botella y áreas de oportunidad, para que juntos puedan reflejarlo en las reformas del campo. Esto es absolutamente positivo”, concluyó.