Filipinas.- El “camote” o “papa dulce” (Ipomoea batatas) es una importante cosecha. El algunas áreas de Filipinas, este vegetal es apreciado entre las familias marginales debido a que es fácil de cultivar y tiene un menor costo que el arroz.

Uno de los problemas que enfrenta la acuicultura en la actualidad es el alto costo de las dietas para los peces. Los nutricionistas de todo el mundo están buscando nuevas fuentes de insumos para las dietas de los peces, con la finalidad de maximizar el crecimiento e incrementar la producción dentro del menor tiempo posible y a un menor costo.

Para evaluar el potencial del camote, la Tarlac College of Agriculture (TCA) propuso el proyecto titulado “Technology Commercialization of Protein-Enriched Sweetpotato as Feed for Aquaculture”. Financiado en el marco del National Technology Commercialization Program (NTCP) del Bureau of Agricultural Research (BAR), el proyecto tuvo como objetivo el comercializar y proveer a los acuicultores con dietas adecuadas y de alta calidad, particularmente para especies como bangus, cangrejos y camarones.

Basados en los estudios realizados por TCA, el camote fue sometido a fermentación. El uso de la fermentación microbiológica para producir dietas con alto contenido de proteína se esta volviendo importante. Los científicos de TCA informaron que el contenido de proteína en la pulpa de camote se incrementó 17 veces después de la fermentación.

La dieta rica en proteína fue obtenida después de dos semanas de fermentación. Después del secado, el camote fermentado enriquecido con proteína permaneció fresco hasta dos años sin adicionar anti-oxidantes.