Huila, Colombia (La Nación).- La Corporación Centro de Desarrollo Piscícola (Acuapez), junto con Procesal, presentaron un proyecto de investigación a la convocatoria de Corredor Tecnológico, con el fin de producir quitosano o quitina a partir de las escamas de la tilapia, iniciativa que se presentó junto con otros 12 proyectos de investigación.

Gracias a su impacto, el proyecto obtuvo una calificación de 91,5 puntos sobre 100 posibles, el segundo mejor calificado, lo que garantizará su financiación y ejecución en el Huila.

Marnié Conde Quintero, directora Ejecutiva de Acuapez, confirmó que el proyecto busca darle un valor agregado a las escamas generadas en la producción de tilapia, para obtener quitina-quitosano, elemento ampliamente utilizando en la industria farmacéutica mundial para la elaboración de medicamentos, al igual que en el proceso de tratamiento de aguas residuales.

“El proyecto que nos acaban de aprobar a Acuapez como ejecutor, con la empresa Proceal, busca es desarrollar una metodología a escala de laboratorio, para la extracción de quitina o quitosano a partir de las escamas de la tilapia. La investigación va de la mano con el Centro de Desarrollo Tecnológico junto con Procesal, que actualmente está exportando tilapia hacia Estados Unidos. Vale la pena aclarar que la quitina y el quitosano sirven para ampliar la vida útil de todo el tema alimenticio, específicamente el tema farmacéutico, para el tratamiento de aguas residuales y para la elaboración farmacéutica”, confirmó la ejecutiva.

La investigación, que durará 12 meses, tendrá un valor de 230 millones de pesos, de los cuales 161 millones serán financiados por medio de Corredor Tecnológico y los 69 millones de pesos restantes serán financiados por la empresa privada.

Impacto
Según Acuapez, el Huila tuvo una producción de 32.982,6 toneladas de tilapia roja y negra en el año 2013, producción que situó al departamento como el principal productor de tilapia roja del país, por lo que esta actividad se constituye como una de las principales para la economía huilense.

Incluso, el filete de tilapia es muy apetecido en el exterior y por tanto existe un importante mercado, principalmente en los Estados Unidos.

Sin embargo, para la obtención del filete se lleva a cabo un proceso de limpieza y eliminación de partes no deseables, por lo que teniendo en cuenta la gran producción de tilapia, se puede considerar que se genera un volumen importante de escamas, cuyo posible uso y disposición final aún no se conoce, y cuya acumulación puede generar problemáticas tanto a nivel económico como ambiental.

A pesar de que a nivel regional se conocen algunas alternativas artesanales para el uso de estas escamas, como la fabricación de accesorios (collares, manillas, entre otros), las características de las escamas de la tilapia (elasticidad, dureza, transparencia y color) hacen pensar que son una fuente rica de productos químicos de alto valor agregado, que pueden extraerse y comercializarse, ventajas que quieren ser aprovechadas por los productores locales.

“Específicamente las escamas pueden contener quitina, colágeno e hidroxiapatita, que son compuestos de gran interés industrial para la fabricación de biomateriales, recubrimientos de alimentos o productos cosméticos, con una amplia gama de aplicaciones”, resaltó Conde Quintero.

Beneficios
Es por ello que Proceal y Acuapez proponen mediante el proyecto de investigación que fue aprobado por Corredor Tecnológico una alternativa para el aprovechamiento de las escamas de la tilapia, mediante la extracción de tres productos de interés comercial y que tienen alto valor agregado, que son la quitina-quitosano, el colágeno y la hidroxiapatita.

“Esta es una noticia muy positiva en el campo de la investigación, porque queremos aprovechar todo el componente de la tilapia y hemos encontrado que en este momento no se le está dando un uso adecuado a la escama, sino que se bota, porque no teníamos claro para qué servía la escama de la tilapia. Incluso, estaremos haciendo un gran aporte ambiental, puesto que actualmente la escama no se utiliza, sino que se bota, lo que a futuro puede generar inconvenientes”, resaltó Conde Quintero.

Impacto ambiental
Según Acuapez, al mismo tiempo que se presenta una gran demanda por la tilapia producida en el Huila, se está generando una enorme cantidad de desechos (huesos, cabezas, vísceras, pieles y escamas), que en muy pocas oportunidades se pueden aprovechar.

Dentro de los residuos más representativos en la cadena de producción del pescado se encuentran las escamas, puesto que no son incluidas en dicha producción.

"Es de gran relevancia para el sector piscicultor del departamento y del país en general hacer uso sostenible de los residuos generados en la cadena de producción, mediante el desarrollo de metodologías viables para la trasformación y aprovechamiento de dichos residuos, permitiendo así que este sector sea un ejemplo de productividad y respeto al medio ambiente. Por eso, el presente proyecto propone una alternativa para el aprovechamiento de las escamas de tilapia mediante la extracción química a nivel de laboratorio de tres productos de interés comercial, que son la quitina-quitosano, el colágeno y la hidroxiapatita, para dar un valor agregado a la producción de este pescado", puntualiza el proyecto.
$230 millones es el valor total del proyecto

48% de la tilapia que se produce en el país es huilense

32.982 toneladas de tilapia roja y negra sumó la producción en el 2013

Impacto productivo del sector
En Colombia, los departamentos de mayor cultivo de tilapia corresponden en su orden a Huila, Tolima, Antioquia, Santander y Valle de Cauca, regiones que aportan el 75 por ciento de la producción.

El cultivo de tilapia en estos departamentos ya ha superado las 27.000 toneladas al año, lo que posiciona a Colombia en el tercer puesto en la lista de productores latinoamericanos.

Incluso, el Huila ha logrado ubicarse como el mayor productor acuícola del país, con un aporte del 48 por ciento en total y con proyecciones de crecimiento, con tasas superiores al 10 por ciento anual.

Actualmente la comercialización de la tilapia incluye la presentación entera, filete fresco, productos de salsamentaría como salchichas, hamburguesas, lomitos y subproductos como cabezas, esqueleto carnudo y aceite.