Lima, Perú.- A través del estudio “Aportes al Debate-Actores en la Pesquería”, disponible en www.snp.org.pe/aportes-al-debate-en-pesqueria, la Sociedad Nacional de Pesquería hizo hincapié en que la industria pesquera en el Perú tiene múltiples actores y se desarrolla más allá de la fabricación de harina y aceite de pescado.


Así, la flota industrial pesca jurel, caballa, anchoveta y merluza para ofrecer a la población conservas y congelados a precios competitivos. Esas especies son reguladas de manera estricta con vedas reproductivas, tallas mínimas y cuotas globales de pesca. Además de ello, la flota industrial se encuentra supervisada de forma permanente por mecanismos de control satelital e inspecciones con personal de Produce a bordo de las mismas naves y en las plantas.
 
La actividad pesquera manufacturera se encuentra compuesta por 393 plantas, de las cuales 222 se dedican a la producción de conservas, congelados y curados, 52 a la producción de harina residual y reaprovechamiento de residuos, en tanto que 119 a la producción de harina de pescado.
 
Para la fabricación de conservas, se cuenta con 73 empresas y 79 plantas. En ese sentido, en la SNP se encuentran nueve empresas que fabrican conservas y poseen 14 plantas, las que representan el 40% de la capacidad nacional de producción.
 
Por otro lado, el 90% de la flota pesquera peruana (16.405 embarcaciones de un total de 18.211) es artesanal y de menor escala. Es también la que más ha crecido en los últimos 20 años, al pasar de 6.268 embarcaciones artesanales y de menor escala en 1995 a 16.405 en el 2012, es decir, 163%.
 
Las empresas pesqueras de harina de pescado (armadoras con permiso de pesca para la anchoveta) son 494 y no 7, como erróneamente se ha difundido. De ese total, los miembros de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) son 12 y cuentan con flota industrial de acero.
 
El 79,4%, es decir, 392 empresas, está representado por las armadoras con flota de madera, que no pertenecen a la SNP. Finalmente, hay otras 90 empresas con flota industrial de acero (18,2%), que tampoco son parte de este gremio pesquero.
 
Del mismo modo, la flota industrial cuenta con 628 naves para el consumo humano directo, ya sea en congelado, conservas o curados. En estos casos, el tamaño de la flota se ha mantenido uniforme dado que el Estado permite únicamente la renovación de embarcaciones cuando se den de baja.