Atacama, Chile.- Son tres iniciativas que alcanzarán una inversión de 450 millones de pesos, por parte del Gobierno Regional, a ejecutarse en las zonas costeras de las provincias de Chañaral y Copiapó, beneficiando a pequeños acuicultores, pescadores artesanales, agricultores e instituciones públicas y privadas.

Un sistema de cultivo mixto de peces y hortalizas utilizando agua dulce; continuar con el apoyo al fomento productivo del sector acuícola y pesquero artesanal; y el innovador desafío de cultivar corvinas a pequeña escala, son las líneas centrales que abordarán los tres proyectos que se adjudicó el Centro Regional de Investigación y Desarrollo Sustentable de Atacama, CRIDESAT, de la Universidad de Atacama, gracias al Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC 2014 del Gobierno Regional de Atacama.

Se trata de 450 millones de pesos distribuidos en tres iniciativas que se ejecutarán en las comunas de Caldera y Chañaral, proyectando en el corto, mediano y largo plazo a la Universidad de Atacama como la plataforma regional que genera investigación, desarrollo sustentable, producción y transferencia tecnológica concreta en el área de recursos marinos, a través del uso y aprovechamiento de energías limpias.

Según comentó el Director de CRIDESAT-UDA, Dr. Osvaldo Pavez Miqueles, “estamos agradecidos por la confianza que las autoridades regionales han depositado en nuestro equipo de trabajo. Sin embargo, no olvidamos el tremendo desafío que tenemos al posicionar a la Universidad de Atacama como una institución que contribuye en el fortalecimiento de los recursos marinos, ofreciendo un aporte concreto para tan necesitado sector productivo de la región”.

Acuaponía en Chañaral

La primera iniciativa denominada “Desarrollo de un sistema de cultivo mixto sustentable de peces y hortalizas utilizando agua de atrapa-niebla y energías limpias” tendrá una duración de 15 meses y alcanzará un monto a ejecutar por más de 200 millones de pesos.

“Este proyecto apunta a desarrollar un centro de producción de acuaponía con agua de los atrapa-niebla ubicados en el sector de Falda Verde, en la comuna de Chañaral”, señala Gabriel Olivares, Jefe de Proyecto. “La acuaponía es un  sistema de producción que integra la hidroponía, es decir, el cultivo de plantas sin sustrato agrícola, con la acuicultura o cultivo de especies acuáticas; todo en un mismo sistema, de modo que la producción de nutrientes de uno suministra los requerimientos del otro”, explica.

El ingeniero acuicultor agrega que “el valor de este proyecto no sólo recae en su proceso, sistematizado con tecnología de recirculación y reutilización del agua; sino en el aporte invaluable, directo y a corto plazo para la comunidad chañaralina, pues permite cultivar hortalizas y peces de manera limpia y sustentable utilizando una cantidad mínima de agua, elemento fundamental considerando la lamentable escases hídrica de la región”.

Centro de Recursos Marinos de Caldera

Gracias al financiamiento del proyecto FIC Aqua 2013-14, otorgado por el Gobierno Regional de Atacama, el CRIDESAT-UDA implementó un completo centro de producción acuícola multipropósito (hatchery), en las afueras de ciudad de Caldera, para abastecer de semillas de ostión, erizo y macroalgas de primera calidad a pescadores artesanales de las mesas de pesca de las provincias de Copiapó y Chañaral; al Sindicato de Buzos Mariscadores de Caldera, SIBUCAL; y a la Asociación Gremial de Acuicultores y profesionales de la acuicultura, ACUPRAT. Según explica Rafael Crisóstomo, Jefe de Proyecto, “nuestro principal objetivo es incrementar la productividad de las áreas de manejo a través del repoblamiento; y de los pequeños acuicultores, a través de la entrega de semillas para sus cultivos. En ambos casos las metas se han cumplido con creces”.

Este año el CRIDESAT-UDA se adjudicó los fondos para financiar la segunda etapa del proyecto, consolidando el trabajo ya efectuado. Se trata de la iniciativa “Fomento de la productividad del sector pesquero artesanal y acuícola de pequeña escala de la Región de Atacama: Un incentivo a la diversificación acuícola, segunda parte; Aqua 2014-15”, que tendrá una duración de 15 meses y alcanzará un monto total a ejecutar por más de 200 millones de pesos.

En la misma senda, el equipo de Recursos Marinos de CRIDESAT-UDA se planteó la inquietud de incorporar una nueva línea de acción a través del proyecto “Desarrollo tecnológico del cultivo a pequeña escala para corvina en la Región de Atacama”, iniciativa que obtuvo 150 millones de pesos para su financiamiento por parte del Gobierno Regional, comenzando sus operaciones en octubre del presente año.

Este proyecto contempla la implementación de un sistema de cultivo de pre-engorda y engorda de corvina, a pequeña escala, en estanques y jaulas utilizando tecnología de punta con mallas de cobre. Según explica Ivonne Faundez, Directora Ejecutiva del proyecto, “es una experiencia completamente innovadora ya que no hay nada similar en Atacama. Incluso, en Chile existe solo un proyecto parecido. Se trata de un cultivo de juveniles de corvina implementado por la Fundación Chile en la Región de Coquimbo”.

Finalmente, el director de CRIDESAT-UDA, Osvaldo Pavez, señala que “del mismo modo que en los proyectos antes adjudicados, este es un desafío de trabajo en equipo por parte de cada uno de los profesionales que integran el Centro, donde pondremos todos nuestros esfuerzos por lograr los objetivos planteados. En este escenario, espero que el CRIDESAT-UDA, a través de su Centro Experimental de Recursos Marinos, se transforme en un productor de especies nativas con alto valor comercial para Atacama y para la zona norte del país, creando una red de trabajo que permita transferir la tecnología desarrollada, potenciar las actividades económicas del borde costero y capacitar a la comunidad que allí habita, otorgando un aporte concreto”.