Bruselas.- Gracias al sector de la acuicultura se espera poder reducir la necesidad de capturar peces silvestres. La demanda mundial de pescado está aumentando y pone en peligro a muchas especies a causa de la sobrepesca. La acuicultura —también denominada piscicultura—reduce la presión ejercida sobre esas poblaciones, ya que la mitad del pescado que se consume en el mundo se produce actualmente en las piscifactorías. No obstante, se podría hacer más para incrementar la eficacia de la acuicultura europea, sector que emplea a unas 80 000 personas. Si produjeran más peces de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente, las piscifactorías podrían reducir aún más la presión que soportan las poblaciones de peces silvestres de Europa.

Con el propósito de contribuir a alcanzar ese objetivo, el proyecto AQUAEXCEL, financiado por la UE, pone en contacto a científicos del ámbito de la acuicultura de toda Europa para que los resultados de sus investigaciones permitan a los acuicultores incrementar su competitividad y potenciar la economía de las comunidades costeras.

«El proyecto está desarrollando nuevos métodos y herramientas para garantizar una investigación más rentable y aplicable en el sector de la acuicultura», ha indicado el coordinador de AQUAEXCEL, Marc Vandeputte, especializado en genética piscícola en el Institut National de la Recherche Agronomique de Francia (INRA).

AQUAEXCEL facilita a los investigadores de la UE y países asociados el acceso a centros y recursos de investigación puntera en el ámbito de la acuicultura de toda Europa, entre los que cabe citar lugares de ensayo, bancos de datos de genómica y sistemas de formación de imágenes. AQUAEXCEL también procura reunir a los científicos más destacados de los países de la UE y otros países para que desarrollen proyectos comunes que fomenten la investigación de excelencia.

Así, por ejemplo, en algunos proyectos se ha ensayado la posibilidad de sustituir la harina y el aceite de pescado por otros ingredientes como el aceite de avellana, la harina de insectos y las microalgas. Otros investigadores estudian cómo consumen nutrientes los peces al objeto de controlar mejor la grasa y la textura de la carne y aumentar de este modo su calidad. También pretenden reducir los insumos necesarios para los peces de piscifactoría y eliminar la contaminación del entorno local.

Entre las tareas de AQUAEXCEL figura la de armonizar y normalizar los recursos de investigación europeos, por ejemplo a través del desarrollo de modelos de peces y métodos experimentales que ayuden a los científicos a coordinar su investigación. El proyecto desarrolla y emplea lo que los científicos denominan las «líneas isogénicas» del salmón, la carpa, la lubina y la trucha. Estos grupos de una determinada especie, genéticamente idénticos, facilitan a los científicos la reproducción de sus experimentos. En una de las piscifactorías experimentales de AQUAEXCEL explotada por el INRA en las proximidades de Brest (Francia) se obtuvieron truchas isogénicas. Investigadores de la Universidad de Wageningen (Países Bajos) utilizan ahora esos peces isogénicos para estudiar el metabolismo.

Máire Geoghegan-Quinn, Comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, ha declarado lo siguiente: «Hace ya tiempo que la UE considera que la investigación en el ámbito de la acuicultura es esencial no solo para el desarrollo económico de las regiones costeras y las zonas alejadas, sino también para la mejora de la calidad, sin menoscabo del bienestar animal y del medio ambiente. En nuestro nuevo programa Horizonte 2020 seguiremos invirtiendo en este tipo de investigación e innovación.».

Antecedentes
AQUAEXCEL recibió financiación del Séptimo programa marco de investigación y desarrollo tecnológico (2007-2013) de la Unión Europea. El proyecto, que se desarrolla hasta febrero de 2015, recibió fondos de la UE por valor de 9,2 millones de euros. En él participan 17 socios (centros de investigación, universidades y organizaciones acuícolas) procedentes de Bélgica, la República Checa, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, los Países Bajos, Noruega, España y el Reino Unido.

El 1 de enero de 2014, la Unión Europea lanzó un nuevo programa de financiación de la investigación y la innovación denominado Horizonte 2020. Durante los próximos siete años, se van a invertir casi 80 000 millones de euros en proyectos de investigación e innovación para impulsar la competitividad económica de Europa y ampliar las fronteras del conocimiento humano. El presupuesto de investigación de la UE se centra principalmente en la mejora de la vida cotidiana en ámbitos como la salud, el medio ambiente, el transporte, los alimentos y la energía. Existen también asociaciones en los sectores farmacéutico, aeroespacial, automovilístico y de la electrónica para fomentar la inversión del sector privado y promover el crecimiento y el empleo de mano de obra altamente especializada. Horizonte 2020 se centrará aún más en facilitar el paso desde la etapa de concepción de grandes ideas a la de lanzamiento de productos, procedimientos y servicios comercializables.

Para más información:

AQUAEXCEL: http://www.aquaexcel.eu/

Vídeos: http://vimeo.com/user25398383/videos

Sitio web de Horizonte 2020: http://ec.europa.eu/programmes/horizon2020/