Concepción, Chile.- Destacando la visión  de la Universidad de Concepción por comenzar,  hace diez años, con la formación de profesionales capaces de gestionar y desarrollar soluciones biotecnológicas técnicamente factibles, económicas, sociales y ambientalmente sustentables,  autoridades académicas, docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencias Naturales y oceanográficas celebraron esta mañana la primera década de la carrera de  Biotecnología Marina y Acuicultura (Ibma).

En esta jornada de reflexión sobre los avances en esta disciplina y sus desafíos, el decano de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, Dr. Marcus Sobarzo, recordó el  escenario de la salmonicultura en el sur de Chile en el 2004, cuando se creó la carrera UdeC, asegurando que “el tema de la producción y extracción de recursos naturales  no ha ido de la mano de  la investigación científica; esta carrera se echó a andar en ese contexto y ha tenido un muy buen desempeño en los primeros años y, producto del devenir de la producción de la salmonicultura y la pesquería, también ha tenido altos y bajos, y es por ello que el principal desafío es su proyección en los próximos años”.

Sobre la importancia de impartir este plan de estudios, único a nivel nacional, el Dr. Sobarzo afirmó que “este es un proyecto a futuro, ya que el país necesita a estos  especialistas. Chile no sólo se puede basar en la cantidad de recursos que tiene, sino que  además debe agregar investigación científica, ya que los recursos en algún momento también se acaban”.

También en su discurso el Decano  habló sobre  la reciente modificación al plan de estudios de esta carrera, del compromiso de su administración por aportar al desarrollo de la biotecnología y acuicultura en la Universidad, además de reconocer la labor de los profesores y profesionales que, a su juicio,  han luchado para sacar adelante este proyecto.

Asimismo, el  Director de Investigación y Creación Artística, José Becerra, se refirió a los antecedentes  históricos en la creación de esta carrera pionera en Chile, asegurando que “fue una de las primeras carreras en el área biotecnológica de la Universidad de Concepción, junto con  Bioingeniería. Esta carrera nació en esta facultad, pero contó con el apoyo de las facultades de  Ingeniería y Ciencias Biológicas”.

Por su parte, la jefa de carrera, Alejandra Llanos, señaló que con más de 140 egresados, correspondientes a seis generaciones, esta carrera continúa con la formación de  profesionales emprendedores y altamente competente en biotecnología marina y acuícola. Asimismo, aseveró que los profesionales Ibma tienen una formación específica, teórica y práctica, aplicada al desarrollo de herramientas moleculares y biotecnológicas integradas a la ingeniería de procesos, problemáticas en la conservación, cultivo de organismos marinos y dulceacuícolas en general, asegurando que “son profesionales innovadores, altamente competentes y líderes en su campo”.

Igualmente, afirmó que “esta primera década marcará nuestro camino  en el desarrollo de la biotecnología azul que es la innovación hacia el uso sustentable de los recursos marinos”.

También  el programa de celebración contempló un reconocimiento al ex decano de la facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, Franklin Carrasco, por su apoyo y visión en la creación de esta carrera, además de analizar el campo laborar desde la mirada de los jefes de los profesionales Ibma y vivenciales de los  propios titulados.