Argentina.- A través del Programa de Desarrollo de Áreas Rurales (PRODEAR), que en la provincia es coejecutado por la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el Ministerio de Producción de Entre Ríos, se aprobó el financiamiento por más de 1,3 millones correspondiente a dos iniciativas de integración piscícola para la promoción del desarrollo local en Diamante y Victoria.

En una nueva sesión del Comité de Evaluación, se aprobaron dos nuevos proyectos por un total de 1.325.320 pesos. Las iniciativas beneficiarán en forma directa a 21 familias del sector de la pesca en las localidades de Diamante y Victoria. Estas consisten en la cría de peces en jaulas ubicadas sobre el río, e incluye la organización de las familias de pescadores artesanales en cooperativas.

El Comité se reunió el 8 de octubre en la Dirección de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, dependencia del Ministerio de Producción en el marco de la cual funciona la Unidad Provincial de Ejecución que coordina el programa. Estuvieron presentes el director de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, Lucio Amavet; y representantes de la Secretaría de Agricultura Familiar, de INTA, y del Foro de Agricultura Familiar Entre Ríos.

En esta primera instancia, el propósito es impulsar la producción complementaria a la pesca artesanal de manera tal que las familias de pescadores puedan criar peces a la vera del río como una alternativa más de ingresos genuinos que mejoren su calidad de vida. Ambas propuestas contemplan que las cooperativas se dediquen principalmente a la producción de carne de pescado y a la comercialización de los productos, asesorados permanentemente por un biólogo y todo el equipo técnico del PRODEAR.

Cada proyecto contempla en esta etapa experimental y piloto, que las familias de cada organización puedan llevar adelante la producción en 30 jaulas flotantes. Se prevé alcanzar un volumen de 8.400 kilogramos, y que cada cooperativa obtenga ingresos estimados en 225 mil pesos a partir del primer ciclo de producción.

En el marco del Comité, se destacaron los distintos aspectos positivos de las iniciativas. Por un lado, les permite a las familias de pescadores aprender y adoptar nuevas técnicas de obtención de pescado, que les posibilitará superar las limitaciones que hoy tienen en materia de legislación y los vaivenes de la naturaleza y del mercado. A través de la tecnología de las jaulas podrán retener y criar el pescado el tiempo necesario para poder negociar mejores precios.

Hasta el momento, PRODEAR lleva aprobados 29 proyectos productivos y comunitarios por más de 9 millones de pesos, que benefician a 684 familias de pequeños productores de diversas cadenas productivas.