Colombia (La Nación).- Reactivar el renglón de la piscicultura, que en el caso de Garzón y los municipios del centro del departamento ha tenido un estancamiento, es el objetivo de los nuevos productores que ven en esta actividad una oportunidad para generar ingresos.

Para ponerse al tanto de las actividades del sector convocaron a las directivas de la Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua), quienes dieron a conocer expectativas, proyecciones y metas que tienen trazadas y el comportamiento de la piscicultura en la región.

El presidente de la Empresa Piscícola Quimbo Fish, Hugo Fernelio Falla Casanova, explicó que: “Se trata de hacer una evaluación amplia de cómo está la productividad piscícola en el centro del Huila, que hasta hace poco era una de las potencias en producción y comercialización, pero nos quedamos sólo en lo que se tenía; necesitamos mejoramiento en este sector, que vale la pena proyectarlo con innovaciones y calidad, que debe retomarse por parte de los diferentes gremios, para lo cual estamos unidos en busca de encontrar una respuesta agresiva que nos reactive”.

La reunión se realizó en el municipio de Garzón y contó con la presencia de Sandra Patricia Bonilla, directora Ejecutiva de la Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua), quien ilustró a los productores sobre el futuro de la económica piscícola y las fuentes de productividad que deben darse.

“Aquí estamos, vamos a ofrecer todo el apoyo que sea necesario para reactivar la economía piscícola y encontrar que el Huila siga siendo una de las grandes potencias en producción, con mejores condiciones para este renglón que tiene gran futuro en esta zona”, dijo la ejecutiva.

Llenado de El Quimbo
Frente al futuro de la piscicultura con el llenado que se avecina el próximo año de la represa El Quimbo, la Directora de Fedeacua reiteró que continúa con los contactos entre autoridades y directivos de El Quimbo para encontrar una salida a la situación.

“Se vienen haciendo todos los contactos con las autoridades nacionales, con las directivas de El Quimbo. El Alto Gobierno debe brindar las garantías para que no se altere la producción de la piscicultura, que se ve ampliamente amenazada porque se tiene concebida desde el otorgamiento de la licencia ambiental, sin definirse los parámetros de protección y aquí lo que debe haber es concertación, para que si bien entra en servicio la represa, no sea a costas de sacar al departamento de la producción, mercadeo y exportación que mantiene esta región del país”, expresó Sandra Patricia Bonilla.

Agregó la ejecutiva que si bien el dique de llenado está ya prácticamente terminando, es necesario analizar términos y épocas de producción en la represa de Betania, para que no afecte en nada y seguir bien de cerca lo que respecta con el plan de trabajo y tareas que disponen, con el fin de que el Huila siga en un buen nivel de participación nacional en producción piscícola.

“El futuro de los piscicultores lo sabemos que es muy amplio, lo ha reconocido la FAO y nosotros estamos todos los días buscando alternativas que permitan un buen producto, una excelente comercialización y ello nos ha abierto puertas en los mercados internacionales, que nos convierte en una de las grandes fuentes de ingresos y por ello lo que hay que hacer en el Huila es mejorar y sostener este sector productivo”, concluyó la Directora de Fedeacua.

Con la entrada en vigencia de la empresa Quimbo Fish, que aglutina a productores de Garzón y centro del Huila, se espera seguir concentrando una buena atención para el futuro del pescado y sus potencialidades en esta región.