Cuba (Escambray).- La Empresa Pesquera de Sancti Spíritus (Pescapir) rebasa los pronósticos de captura de peces de agua dulce y hasta la fecha acumula más de 4 300 toneladas enviadas a la industria, cifra muy por encima de lo previsto para el año. Tal resultado le permite ubicarse entre las punteras del país, unido al favorable comportamiento de todos sus indicadores productivos.

Julián Armas Olivera, director de Producción de la entidad, explicó a Escambray que de enero a la fecha sobresalen por el trabajo sistemático en cada actividad de la cadena acuícola que comienza en la Estación de Alevinaje de La Sierpe, centro que desarrolla más de 33 millones de alevines de las distintas especies. También la acuicultura espirituana se destaca por el incremento de la siembra en los principales embalses del territorio con el fin de garantizar la biomasa que alcanzará su peso y talla comercial en el 2015.

La presa Zaza, por ejemplo, recibió 17 millones de alevines de ciprínidos, mucho más que en el pasado año, atendiendo a la importancia de este embalse, pues del total de la captura de peces de la provincia, el 73 por ciento corresponde a esa presa.

Armas Olivera destacó, asimismo, el aprovechamiento óptimo de los recursos para enfrentar la cría en el sistema intensivo de peces, la que junto al extensivo, suman toneladas al balance dietético de los espirituanos.

En tal sentido, apuntó, que a pesar de las dificultades constructivas que presentan los estanques en tierra destinados a la ceba de la claria en la granja Boquerones, de La Sierpe, las capturas superan las 500 toneladas, con rendimientos de 35,4 toneladas por hectárea.

La propia fuente acotó que tanto allí, como en La Manaca, de Fomento, sobresalen por el uso de subproductos derivados del proceso de la Industria Pesquera Espirituana y de los establecimientos de la Empresa Cárnica, para alimentar los animales en desarrollo, alternativa que genera una disminución en los costos, al tener que emplear menor cantidad de pienso importado para la nutrición de los peces.

Igualmente sobresalen las tres granjas de la provincia que se dedican a la crianza de tilapia en jaula, las cuales durante el año mantienen eficientes indicadores en la conversión entre las cantidades de pienso empleadas por ciclos de ceba, con rendimientos superiores a la media nacional, como es el caso de las jaulas circulares de 18 metros cúbicos, que de 10 toneladas promedio, hoy oscilan entre 16 y 19 en cada cosecha.