Lima, Perú.-  En el marco de la COP 20, los principales gremios pesqueros del Pacífico Sur, reunidos para esta ocasión en Lima, acordaron establecer un sistema de información conjunto que monitoreará los recursos y los ecosistemas marinos con el fin de mejorar los conocimientos científicos sobre el impacto del cambio climático en la biodiversidad del océano.

Durante una presentación en el Pabellón Perú de la sede central de la COP 20, la Sociedad Nacional de Pesquería del Perú (SNP), la Sociedad Nacional de Pesca de Chile (Sonapesca) y la Cámara de Pesquería de Ecuador establecieron las bases para una alianza regional que permitirá una mejor observación de las condiciones del Gran Ecosistema Marino de la Corriente de Humboldt, usando los datos que las embarcaciones pesqueras colectan rutinariamente en sus operaciones de pesca.

En ese sentido, Elena Conterno, presidenta de la SNP, indicó que es cada vez más creciente la preocupación internacional sobre el impacto del cambio climático en los océanos, debido al incremento de la temperatura del mar, la disminución del oxígeno, la acidificación, el incremento del nivel del mar, entre otros factores, que afectan la biodiversidad marina, la distribución y abundancia de los recursos y la reproducción de las especies.

Conterno rescató que el llamado Gran Ecosistema de la Corriente de Humboldt, situado en la región del Pacífico Sudeste, es uno de los más productivos del mundo, que permite a Perú, Ecuador y Chile contribuir a la pesca mundial con alrededor del 20% de la captura global.

Por sus grandes consecuencias, el cambio climático y su impacto en el medio marino son monitoreados a través de sistemas satelitales, boyas y cruceros oceanográficos. Sin embargo, se considera de valiosa importancia el empleo de la abundante información que registran las embarcaciones pesqueras equipadas con modernos instrumentos acústicos y electrónicos en sus operaciones de pesca rutinarias, como la biodiversidad marina, la densidad de plancton y parámetros oceanográficos.

Asimismo, Conterno refirió que la información obtenida por los gremios pesqueros, que complementa la labor de los institutos de investigación de cada país, servirá para diseñar e implementar políticas públicas acordes con la realidad ambiental y de los recursos del mar. En la presentación del acuerdo participaron el gerente general de la Sociedad de Nacional de Pesca de Chile, Héctor Bacigalupo, y por la Cámara de Pesquería de Ecuador, Luis García Plaza, además del viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales, Gabriel Quijandría.