Lima, Perú (El Peruano).- El desarrollo de este sector no puede girar en torno a una sola especie. Tiene que darse una diversificación en que la atención al consumo humano directo es fundamental y la acuicultura se presenta como una oportunidad de crecimiento sostenido.

La mayor acción del Perú para mitigar los efectos negativos del cambio climático en el sector pesquero es la implementación del Plan Nacional de Diversificación Productiva (PNDP), iniciativa gubernamental que sentará las bases para el crecimiento sostenido del país sustentado en el desarrollo de valor agregado.

Así lo sostiene el viceministro de Pesquería, Juan Carlos Requejo, quien nos explica que esta actividad económica no puede ni debe girar en torno a una sola o pocas especies.

“Lo más conveniente es promover el desarrollo de otras pesquerías; es decir, la diversificación productiva en que también destaquen otras variedades, como la pota, el perico y el atún, entre otras. No solo se trata de pescar más sino también de generar más valor”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

En todos estos casos se han dispuesto normativas para la construcción de plantas de congelado y para la producción de conservas. “No solamente para su exportación, sino también para promover su consumo local por tratarse de importantes fuentes de proteína, fundamentales para la seguridad alimentaria del país”.

Acuicultura

Requejo afirma que el crecimiento significativo en la demanda local e internacional para los productos de consumo humano directo abre una gran oportunidad para el desarrollo de la actividad acuícola en el Perú.

“La implementación del PNDP será fundamental, pues acelerará la generación de valor en este rubro, en que el Perú tiene condiciones suficientes para liderar la actividad acuícola en América Latina”, comenta.

Nuestro país tiene condiciones apropiadas para la producción de conchas de abanico, langostinos, tilapia, trucha y paiche, entre otros. Inclusive hay especies amazónicas como el paco y la gamitana, que son especies altamente demandadas por el mercado.

“Mediante una alianza público-privada se determinarán aquellas trabas que están impidiendo o limitando el despegue económico de la acuicultura para promover su eliminación”, explica.

Con ello, considera que se podrán captar las inversiones necesarias para impulsar el crecimiento sostenido de este sector.

Refiere que el Perú tiene un alto potencial de crecimiento y condiciones inmejorables para una acuicultura de alta calidad. El mundo reconoce esa fortaleza, agrega el viceministro.

“En la dirección que vamos, tranquilamente el Perú será en los próximos cinco años una potencia mundial en la producción acuícola”, subraya.

Primarios

Por otro lado, Requejo indica que en el Ministerio de la Producción (Produce) se están afinando las estructuras que permitan ir aumentando el porcentaje de la industria pesquera que se dedique al consumo humano directo, disminuyendo la participación de la producción de harina de pescado.

“Debemos tener presente que hay un aumento significativo en la demanda internacional de anchoveta para el consumo humano directo”, asevera.

Además, opina que las empresas que no se diversifiquen o no incorporen tecnología para el desarrollo de la pesca de especies para el consumo humano directo terminarán saliendo del mercado.

“Es necesario hacer uso de la tecnología y de buenas prácticas en el manejo de las especies capturadas para llegar a los consumidores en óptimas condiciones y disminuir las pérdidas. Ello elevará la competitividad del sector en forma constante”.

Liderazgo en manejo sostenido

Las medidas tomadas por el Perú este año le han permitido recuperar su posición de liderazgo regional en el manejo sostenido de las pesquerías, dijo Requejo. “Al desarrollar un mayor control en la pesca artesanal, estamos cubriendo un espacio que nos faltaba”. Por ello, destacó la suscripción de los “Diez compromisos por la pesca responsable y sostenible”, iniciativa impulsada por el Produce. Entre los acuerdos figura eliminar la pesca indiscriminada de especies juveniles, respetar la prohibición de pesca en zonas reservadas, utilizar artes y aparejos de pesca permitidos, entre otros.

Datos

La acuicultura es reconocida como la actividad del futuro en el sector pesquero.

En el ámbito mundial, la acuicultura ha sobrepasado a la producción de carne.

Los agregados comerciales contribuyen con el sector informando qué especies marinas está demandando el mercado internacional.

Las perspectivas en el sector pesca para 2015 son favorables. Requejo prevé el despegue de la captura de pota para el consumo humano directo (600,000 toneladas de mejor calidad).

Se proyecta que las temporadas de captura de anchoveta se irán normalizando en 2015.