Chile.- En la actividad de cierre de proyecto, encabezada por el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría, se dieron a conocer los resultados de la iniciativa que se desarrolla desde el año 2012 y que combina la acuicultura, que es el cultivo de especies acuáticas, con la hidroponía, cultivo de plantas sin suelo, para dar vida a la acuiponía, que integra ambas disciplinas en un mismo sistema.

Cabe destacar que este proyecto, funciona estableciendo un equilibrio entre la vida de los peces y las plantas, en el que ambos organismos se benefician mutuamente a través de la recirculación del agua que se utiliza, es decir, las plantas reciben nutrientes orgánicos, (metabolitos excretados por los peces), para alimentarse y limpiar el agua, para que esta, a su vez, pueda ser reutilizada para el cultivo de los peces, puesto que los metabolitos nitrogenados de los peces son tóxicos para ellos y no podrían subsistir sin este recambio.

Según explicó el ejecutor de la iniciativa, Germán Merino, “lo principal en este proyecto consiste en poder reutilizar el agua, que en esta zona es un bien escaso, debido a los problemas de sequía que hemos enfrentado en estos últimos años. Esta tecnología permite que reutilicemos el agua tantas veces como queramos y con gran eficiencia”.

Respecto a los resultados, el ejecutor de la propuesta explicó que han sido positivos, debido a que las truchas se desarrollan en forma adecuada, tardando entre 6 y 7 meses para alcanzar el medio kilo. En el caso de las plantas, estas también lograron crecer en óptimas condiciones y se produjeron diversas hortalizas como lechugas, berros, albahaca, cebollines, incursionando incluso en el cultivo de melones, rabanitos y tomates, logrando una integración exitosa.

Referente a la eficiencia que presenta el proyecto, el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría, comentó; “esta iniciativa contribuye de muy buena forma al cuidado del recurso hídrico, es una realidad que tenemos poca agua y que debemos aprovecharla de la mejor manera, por lo cual, este proyecto se presenta como solución, porque al permitir la recirculación, no perdemos agua y acercamos los alimentos a la población a un menor costo”.

Iniciativa replicable con potencial de comercialización

Otros aspectos relevantes de la iniciativa, lo presenta su potencial de comercialización, por esta razón, diversas delegaciones de equipos técnicos de diferentes comunas como Monte Patria, Punitaqui, Andacollo, Combarbalá y Ovalle, conocieron en terreno el funcionamiento de este sistema, con la idea de que este se pueda replicar, lo que es de suma importancia, teniendo en cuenta el alto porcentaje de sequía que se presenta en estas localidades.

Al respecto, el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría, comentó, “la importancia de este proyecto radica en que dos investigadores, lograron traer la ciencia al campo, culminando el proceso con éxito, transformándolo en un polo de desarrollo económico que está siendo muy valorado por la ciudadanía de la Cuarta Región,”.

Además, esta iniciativa ha contado con una cadena de comercialización que ha centrado su estrategia enfocándose en restaurantes gourmet de Coquimbo, La Serena y el Valle del Elqui, ofreciendo un producto fresco, que ha ido ganando terreno por su calidad.

“Este proyecto de innovación, también se enmarca en la ruta gastronómica del Valle del Elqui y de la Región de Coquimbo, las personas que tiene restaurantes, puede venir a buscar truchas y hortalizas”, concluyó el director de FIA.