Holanda, Austria, Bélgica y Suecia se han unido para solicitar la prohibición del microplástico que se usa en detergentes y cosméticos, indicando que la medida ayudará a proteger la vida marina, y los alimentos de origen acuático, de la contaminación.

De acuerdo con el pronunciamiento en conjunto, la eliminación del microplástico en productos, y en particular, en cosméticos y detergentes, es “una prioridad” para los cuatro países.

El pronunciamiento se dio en el marco de la reunión de 28 ministros del ambiente de los países miembros de la Unión Europea (UE), quienes se reunieron en Bruselas el miércoles.

La contaminación por microplástico viene siendo detectado por los científicos, quienes han advertido sobre su efecto perjudicial sobre la saluda humana, mediante la contaminación vía la cadena alimentaria.

Estos microplásticos son usualmente agregados intencionalmente a los productos.

Holanda esta particularmente preocupada debido a que los alimentos de origen acuático, incluido su producción nacional de mejillones, podría sufrir de contaminación por microplásticos.

Los cuatro países apoyan la prohibición admitiendo que “hay algo de incertidumbre científica” sobre las fuentes de contaminación, pero dijeron “ya conocemos lo suficiente para tomar acciones”.