Coquimbo, Chile.- Vinos y cervezas regionales fueron los elegidos para acompañar las preparaciones de sushi, que también incorporaron recursos provenientes de la acuicultura local, elaboradas durante un curso realizado el viernes (16) en la Universidad Católica del Norte.

La actividad se enmarca en la Escuela de Verano 2015, que se está desarrollando durante todo este mes en el Campus Guayacán y que ha incluido talleres y cursos deportivos, como buceo y canoa polinésica, de informática, ecología, y cuidados del adulto mayor, entre otros.

En este programa han colaborado las diversas facultades, departamentos y escuelas de la UCN, entre ellas las adscritas a la Facultad de Ciencias del Mar, que aprovechando sus instalaciones, ofreció un curso de sushi con sabores de acuicultura. Para ello, brindó en primer término una visita de los alumnos por el Centro Costero de Acuicultura e Investigaciones Marinas, uno de los más importantes de Latinoamérica, conocido por su aporte al cultivo de especies acuáticas de interés comercial nativas e introducidas. Seguidamente, y bajo la guía experta del chef Manuel Ignacio Pérez (Platos Rotos) los aprendices de este popular plato japonés se pusieron manos a la obra, siguiendo paso a paso las instrucciones que les permitieron obtener perfectos y sabrosos rolls.

La correspondiente degustación fue complementada con un vino aportado por la Viña Dalbosco y Cerveza Ánima, dos empresas regionales que aceptaron gustosas la invitación del coordinador del curso, César Galleguillos, para sumarse con sus productos a esta iniciativa gastronómica. Cabe destacar que ya se está programando una nueva versión del curso para este viernes (23).

“El taller resultó muy entretenido, muy práctico, y además entregamos mucha información sobre los cultivos de acuicultura desarrollados en la Facultad de Ciencias del Mar, nuestro prestigio internacional”, destacó el profesional de la universidad. De paso, resaltó la feliz alianza lograda con las citadas, “quedaron muy contentos con esta actividad y nos invitaron a participar en futuros eventos en donde podamos mostrar las actividades y productos de acuicultura con sus bebidas, potenciando la zona turística con gastronomía de productos del mar y cervezas y vinos de la región”, comentó Galleguillos. “Quien viene a la cuarta región y no come un ostión y no prueba una cerveza o un vino regional, no solo se pierde degustar estos exquisitos productos, sino que desconoce los esfuerzos productivos y emprendimientos regionales ¡que son de fama internacional”, advirtió.

Entre quienes respondieron a la convocatoria se contaba Erin Easton, postdoctorante estadounidense que actualmente se desempeña como investigadora en el proyecto Núcleo Milenio de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas. Contenta con lo aprendido, ahora preparará sushi en casa, y además disfrutó mucho de la degustación de vino.

Oscar Valverde y su esposa Viviana Urrutia, residentes desde hace cinco años en Coquimbo, querían aprender a preparar sushi para agasajar a sus amigos. Para ambos, ésta fue su primera visita a la UCN, institución que les agradó por sus instalaciones, entre ellas el acuario.

Proyectos regionales
Según precisó Claudia Cobo, dueña de cerveza Ánima, el maridaje de sushi con cerveza no es tan inusual como pudiera creerse. Y para probarlo, aportó sus tres variedades a este taller: la golden ale, una cerveza rubia muy aromática, con notas de manzanilla y miel, ideal para preparaciones frías de comida japonesa; la pale ale, como acompañante de pescados de aromas más intensos; y la cerveza negra, que combina muy bien con los tempura.
La opción de Viña Dalbosco Vino fue un vino rosé, producto de dos cepas tintas: un syrah y un carmenere, en proporción de 60% y 40%, “si bien son uvas tintas fue vinificado como blanco, y de acuerdo a un proceso enológico se logra el bonito color pétalo de rosa”, explicó Raúl Carmona, representante de ventas internacionales de la empresa. Acerca del curso, lo calificó como muy interesante, “mezcla dos conceptos que son sumamente valiosos para nosotros como región: primero, mostrar lo que son los sistemas de cultivo de especies, algunas autóctonas y otras incorporadas, y eso mezclarlo con cocina internacional”. Al igual que su colega de Ánima, se manifestó muy interesado en seguir adelante con esta colaboración con la UCN, especialmente, dijo, “considerando que somos una potencia latinoamericana en cultivos marinos, es muy importante que valoremos las cosas que tenemos en la región”.