Ensenada, México (La Carrilla).- Con una inversión cercana a los 52 millones de pesos, el Gobierno del Estado busca generar mayores oportunidades para la acuicultura de Baja California, razón por la cual, dentro del refrendo de la Cruzada por el Empleo y Crecimiento de Baja California (CRECEBC), que fue dada a conocer en días pasados por el Gobernador Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, se contemplan acciones para potencializar una industria que produce más de 5 mil toneladas de distintas especies con calidad de exportación, permite una importante derrama de divisas para la entidad y una gran generación de empleos permanentes.

La administración que encabeza Vega de Lamadrid ha multiplicado los esfuerzos para respaldar a quienes viven de esta actividad, invirtiendo 34 millones de pesos más que el año pasado, en especial para quienes en la zona rural se han arraigado para desarrollar proyectos, como en el caso de Villa Jesús María, la parte norte de la laguna de Guerrero Negro, San Quintín, Ensenada, e incluso el valle de Mexicali, donde se ha fortalecido la camaronicultura.

Matías Arjona Rydalch, titular de la Secretaría de Pesca y Acuacultura del Estado (SEPESCABC), elogió el esfuerzo de quienes están al frente de las más de 70 unidades de producción acuícola, así como la aportación tecnológica de instituciones como la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), el Centro de Investigación Científica y Estudios Superiores de Ensenada (CICESE) y el Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP), para hacer posible el desarrollo acuícola que hoy distingue al Estado.

Reconoció además la importante aportación del Gobierno Federal a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), para responder a las necesidades del sector productivo de la entidad.

Explicó que en Baja California existen grandes oportunidades de desarrollo, ya que se cuenta con más de mil 500 kilómetros de litorales bordeados de aguas marinas de calidad excepcional, donde se cuenta con zonas clasificadas por el Gobierno de Estados Unidos, a través de la Food and Drug´s Administration (FDA), para la engorda de moluscos bivalvos y diversas especies de peces, lo que ubica a nuestra entidad en una privilegiada situación geográfica, sanitaria y de inocuidad ante los mercados más exigentes del mundo.

Explicó que es por esto que la acuacultura se ha convertido en los últimos años en una alternativa real para ampliar la oferta alimentaria del estado, así como para crear fuentes permanentes de empleo, al tiempo que se disminuye la presión sobre los recursos pesqueros, en particular los de las riberas.

Al respecto, indicó que se han tenido avances significativos en materia de biotecnologías, lo que puede estimarse con un incremento en la producción acuícola del Estado, que en 1991 fue de 441 toneladas, y que en 2014 generó más de 5 mil 173 toneladas, destacando por su volumen el atún aleta azul, ostión, camarón, mejillón, abulón y almeja.

“El Gobernador Vega de Lamadrid se ha trazado el objetivo de buscar soluciones a las necesidades de la industria acuícola del Estado, con una visión intersecretarial, para sentar las bases de crecimiento sostenido e integral”, destacó.

Indicó que la SEPESCABC, a través de la Dirección de Acuacultura, a cargo de Luis Andrés González Agraz, ha detectado nuevas áreas de oportunidad, con la premisa de impulsar esta importante actividad para un crecimiento de largo plazo, buscando generar alimentos de excelente calidad, gran demanda e importante generación de empleo y divisas.

Con la inversión mencionada para este año se fortalecerán las acciones de infraestructura, sanidad e inocuidad, investigación y desarrollo, además de apoyo para la adquisición de semilla de ostión y postlarva de camarón, capacitación sobre nuevas técnicas y buenas prácticas, y se mantendrá el respaldo a la estructura de monitoreo de aguas a través de los laboratorios “Ficotox”, del CICESE y el del Comité Estatal de Sanidad Acuícola e Inocuidad (CESAIBC).

Una nueva estrategia para este año será la del Programa de Acuacultura Rural, que contará con un techo financiero de 7 millones de pesos, además de que se trabajará en un diagnóstico para un parque acuícola.

Arjona Rydalch destacó que la dependencia a su cargo coordinará, junto con el Instituto Nacional de Investigación Pesquera (INAPESCA), la realización de la OffShore Mariculture Conference, un encuentro internacional que en junio reunirá en Ensenada a lo más destacado de la industria acuícola del mundo.