Chile.- Un total de 29 jóvenes de la comuna de Dalcahue, Provincia de Chiloé,  fueron certificados recientemente, tras aprobar con éxito los cursos de “Buceo para Labores Acuícolas” y “Buzo Acuícola”, correspondientes al Programa Becas Laborales  2014 de SENCE.

La iniciativa se desprende del trabajo conjunto que ha venido desarrollando desde el año pasado el municipio de Dalcahue, en conjunto con SalmonChile, gremio que gestionó la adjudicación de las capacitaciones  en beneficio de la comuna, las que fueron financiadas con excedentes de empresas adheridas a la OTIC de SOFOFA.

En una cálida ceremonia, que se llevó a cabo el pasado 21 de enero en el Internado Mixto de Dalcahue, los estudiantes–incluidas dos mujeres- recibieron los certificados que acreditan su condición de buzos.

En la oportunidad la Delegada Provincial de SENCE, Tamara Cárdenas, recordó que el  Programa de Becas Laborales apunta a mejorar las competencias de las personas, facilitando el acceso a un empleo o actividad de carácter productivo a trabajadores de menor calificación, escasos recursos,  cesantes o  quienes buscan trabajo por primera vez. “Estamos seguros que estas capacitaciones no sólo generarán mayor empleabilidad a los participantes –declaró- sino que también contribuirán en el mejoramiento de la productividad de las empresas acuícolas de la zona”.

Iván Haro, encargado de la Oficina de Desarrollo Económico Local de la Municipalidad de Dalcahue, señaló que el principal motor de desarrollo de la comuna es su capital humano y, para fortalecerlo, resultan relevantes las alianzas estratégicas con el sector privado. Junto con agradecer las gestiones realizadas por SalmonChile y el profesionalismo del Organismo Técnico de Capacitación (OTEC) INVERFUT, que dictó los cursos, Haro informó que el municipio está creando su propio OTEC, para satisfacer de forma más expedita la demanda local y que, además de las becas, se invirtieron doce millones de pesos en capacitación durante 2014.

Por su parte Herminia Lienlaf Matías (27), una de las alumnas egresadas, destacó  el valor de los cursos. “Aprendí harto, ya que tuvimos muchos días de práctica-señaló. Ahora me gustaría trabajar en alguna salmonera cercana, porque tienen horarios de trabajo definidos, no como otros sectores. Esto me permitirá mejorar el ingreso familiar, ya que ahora trabajo como asesora del hogar”.

Al ser consultada respecto del potencial que tiene el buceo entre las mujeres, Lienlaf declaró que es alto. “Nosotras somos capaces de hacer de todo y mucho mejor que los hombres. Somos más responsables y no tenemos vicios”.

Finalmente la Directora del Área Social de SalmonChile, Sandra Ulloa, recalcó el alto nivel de compromiso de los alumnos que participaron en los dos cursos, aclarando que no sólo se trata de capacitaciones de carácter teórico, sino que exigen mucha práctica en sus más de 200 horas de duración.

“SalmonChile y sus empresas asociadas realizan importantes esfuerzos orientados a potenciar y fortalecer el capital humano de las regiones donde opera la Industria- sostuvo. En este escenario hemos trabajado, en conjunto con SENCE, en la reformulación de los procesos y exigencias formativas de los futuros y actuales buzos, debido a que se trata de una actividad crítica y de alto riesgo. Los resultados de capacitaciones de alto nivel y profesionalismo, como las desarrolladas en Dalcahue, muestran los primeros frutos del trabajo público-privado y evidencian el permanente compromiso del gremio  con la zona y sus habitantes”.