EEUU.- Los maricultores ahora tienen la misma protección de las pérdidas debido a desastres naturales, al igual que sus contrapartes terrestres, gracias a un reciente cambio en el programa de USDA. El programa, administrado por la Farm Service Agency de USDA, es el Noninsured Crop Disaster Assistance Program (NAP). El cambio en el programa incluye a los cultivadores de mariscos en fondo y a los cultivos que crecen en cuerdas, como los mejillones y macroalgas.

Durante cerca de diez años, una sociedad diversa que incluye a agencias estatales y federales, Connecticut Sea Grant, representantes de la industria, y miembros de la delegación congresional de Connecticut, trabajaron con el USDA para ampliar su reconocimiento de los productos acuícolas para incluir los mariscos cultivados, independiente del método de cultivo.

Hasta el cambio, el 99% de los moluscos cultivados en Connecticut no eran elegibles para la cobertura debido a que eran cultivados en “camas” alquiladas en vez de bolsas o jaulas. Los cultivos en cuerdas tampoco eran elegibles. Algunas empresas perdieron un porcentaje significativo de sus mariscos durante las tormentas Irene en el 2011 y Sandy en el 2012.

Para obtener la cobertura, los productores deben pagar $250 por año y proporcionar cinco años de datos que muestran las cosechas y las pérdidas típicas. Si más del 50% de una cosecha es destruida en una tormenta tropical, huracán o tifón, entonces el 55% del valor de mercado de las pérdidas de la cosecha se puede recuperar.