México.- Por unanimidad, la Cámara de Senadores aprobó una minuta para impulsar el desarrollo sostenible de la pesca y la acuacultura, así como posicionar sus productos en los mercados de alto valor y garantizar la inocuidad en su manejo, distribución y comercialización.

El dictamen, que se aprobó con 89 a favor, adiciona diversas fracciones al artículo 17 de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, a fin de que estos sectores se desarrollen desde una perspectiva que integre factores económicos, sociales y ambientales.

También contempla la instrumentación de políticas públicas con un enfoque interdisciplinario para la implementación de una cultura empresarial orientada a toda la cadena productiva de estos sectores.

Además, promueve la innovación tecnológica y científica, así como la modernización de la flota pesquera, unidades de cultivo, plantas procesadoras, métodos y artes de captura, así como el impulso regional equilibrado en comunidades y pueblos indígenas.

El senador Fidel Demédicis Hidalgo, presidente de la Comisión de Desarrollo Rural, destacó que la acuacultura representa una alternativa viable para garantizar la seguridad alimentaria, así como para combatir el hambre y la desnutrición, que no sólo afectan la salud y el bienestar de las personas, sino que reducen la productividad y pueden generar consecuencias sociales negativas.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática consideró que la eliminación de la malnutrición, en todas sus formas, es un imperativo por razones sanitarias, éticas, políticas, sociales y económicas. En este sentido, agregó, la acuacultura es una fuente inagotable de alimentos sanos.

Por la Comisión de Pesca y Acuacultura, el senador Salvador López Brito agregó que con el dictamen se establecen los principios mediante los que se formularán las políticas públicas en estos sectores y en la aplicación de los diferentes programas por parte del gobierno federal.

El legislador de Acción Nacional reiteró que se trata de posicionar a los productos pesqueros y acuícolas nacionales en los mercados de alto valor, garantizando la eficiencia y sanidad a lo largo de la cadena productiva.