Acre, Brasil.- La piscicultura acreana va a vivir una nueva historia a partir del 2015. Con las inversiones realizadas por el Gobierno del Estado en convenio con el Banco da Amazônia, la expectativa es que el sector mejore la economía del estado.

Para tener una idea,  Peixes da Amazônia está en fase de final de implantación. El centro de alevinaje y la fabrica de raciones ya está funcionando. El frigorífico espera los permisos para iniciar sus operaciones, informó el medio A Gazeta do Acre.

La expectativa es que en pocos meses toneladas de pescado procesados sean exportados a todo Brasil y a otros países, garantizando de esta forma la generación de ingresos para millares de familias.

Antes de entrar en funcionamiento,  Peixes da Amazônia ya se volvió en una referencia para el país. “En breve vamos a consolidarnos en el mercado como una potencia en el sector” destaca el presidente, Fábio Vaz.

El destaca que el éxito del negocio es fruto de la osadía del gobernador Tião Viana y del apoyo de socios importantes como en Banco da Amazônia que ya invirtió casi R$ 19 millones en el frigorífico.

“La base es un convenio grande de los acreanos. El apoyo brindado a la obras del frigorífico fueron fundamentales. Es más, la dirección del banco ha señalado que puede apoyar a los productores y cooperativas que tienen sus tierras regularizadas y una producción de calidad” explicó Vaz.

Para el funcionario, este tipo de convenios es fundamental para garantizar la inclusión social de millares de familias que pueden soñar con una mejoría en la calidad de sus vidas a través de la piscicultura.

Producción de alevinos y raciones

El Centro de Reprodução de Alevinos de la Peixes da Amazônia ya está en pleno funcionamiento. Para el año 2015, la meta es producir más de dos millones de alevinos. La intención es producir, principalmente, alevinos de pintado, pirarucu y tambaqui. Con esto el piscicultor tendrá acceso a los alevinos a un precio accesible.

La fabrica de raciones también esta funcionando e, inclusive, realizando contratos de ventas y entregas. Las raciones son para las especies tambaqui, pintado y pirarucu. La fabrica tiene una capacidad para producir más de 80 toneladas por hora. La comercialización se hará director al productor.