España.- El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación General CSIC (FGCSIC) han presentado la primera convocatoria de ayudas del Programa ComFuturo, una iniciativa de colaboración público-privada que pretende dar respuesta al desempleo de jóvenes científicos altamente cualificados, captando el mejor talento joven investigador y haciendo posible que desarrolle proyectos de alcance en centros del CSIC. Se conceden ayudas para trece proyectos, cuya dotación privada -dos millones de euros- procede de aportaciones de entidades innovadoras. Banco Santander, a través de Santander Universidades, aporta la mitad del total, que se complementa con contribuciones de BASF, Fundación AQUAE, Gas Natural Fenosa, Hotel Aguas de Ibiza, Iberdrola y la farmacéutica Lilly.

El acto ha contado con la participación de Emilio Lora-Tamayo, presidente del CSIC; Miguel García Guerrero, director general de la FGCSIC; José Antonio Villasante, director general de Banco Santander y director de Santander Universidades; Gustavo Alonso, director de Personal y Relaciones Institucionales de BASF; María Salamero, directora de Conocimiento e Innovación de Aqualogy; Manuel Calvo, director de Innovación Tecnológica de Gas Natural Fenosa; María del Carmen Gutiérrez, administradora solidaria de Hotel Aguas de Ibiza; Agustín Delgado, director de Innovación de Iberdrola; y Jesús Ezquerra, director de Investigación Básica de Lilly.

Emilio Lora Tamayo en su intervención ha manifestado que ComFuturo es un programa singular que se inserta en el conjunto de actuaciones que desarrollan el CSIC y su Fundación para la dinamización de la colaboración público-privada. Una forma novedosa de colaboración en la que se fomenta la alianza entre empresas y CSIC para paliar la difícil situación en que se encuentran muchos jóvenes investigadores españoles, a la vez que se da respuesta, a través de la investigación tanto a retos sociales como a cuestiones de interés para las empresas. Un proyecto que hoy se hace realidad, nacido con la ambición de apoyar a jóvenes científicos que contribuyan con sus capacidades al progreso de nuestro país. El CSIC aporta al programa sus centros, laboratorios e infraestructuras a fin de posibilitar la ejecución de valiosos proyectos de investigación. “Manifiesto mi agradecimiento personal e institucional a Banco Santander, BASF, Fundación AQUAE, Gas Natural Fenosa, Hotel Aguas de Ibiza, Iberdrola y Lilly por creer en la bondad de ComFuturo, por su contribución económica para hacer realidad el programa y, sobre todo, por haber hecho suyos también sus valores esenciales: Ciencia, Juventud y Talento”.

Miguel García Guerrero, director general de la Fundación General CSIC, ha insistido en la visión de ComFuturo como fórmula de cooperación entre sectores público y privado en la que se combina la filantropía con la aproximación de las empresas a los focos de generación de conocimiento.

“Agradezco profundamente la apuesta por ComFuturo de las entidades aquí representadas, a la vez que invito a las demás empresas innovadoras españolas a considerar su implicación en el programa, en la convicción de que de la misma derivarán beneficios de diversa índole, incluyendo el cumplimiento de objetivos de responsabilidad social corporativa, a la vez que fomentan la innovación y la capacidad tecnológica española”.

José Antonio Villasante, director general de Banco Santander y director de Santander Universidades, declaró que “la participación de Banco Santander en este programa es la mejor expresión de nuestra confianza en la ciencia española, en el potencial creativo de nuestros jóvenes investigadores y en la necesidad de avanzar en el compromiso público-privado en favor de la investigación y la innovación.”

La convocatoria

La convocatoria del Programa ComFuturo, en palabras de Miguel García Guerrero, posibilitará el desarrollo de proyectos de investigación originales, innovadores y con alto nivel de aplicabilidad. Los proyectos serán llevados a cabo por jóvenes científicos brillantes y creativos, con capacidad demostrada para plantear y conseguir objetivos de gran alcance.

Asimismo, apuntó que los candidatos deberán tener nacionalidad española o residencia permanente en España y ser doctores, no debiendo haber transcurrido más de 12 años desde la obtención del grado de doctor. Cada ayuda incluye un contrato laboral para el investigador -salario de 31.600 € brutos anuales- y una dotación para gastos asociados al desarrollo del proyecto de investigación.

Los proyectos, con un plazo máximo de ejecución de tres años, se llevarán a cabo en un centro o instituto del CSIC idóneo. La presentación de solicitudes se efectuará accediendo a la web del programa. http://www.comfuturo.es/